El Alba lo dio todo pero no fue suficiente

Juan Carrizo
-
Los jugadores del Albacete aplauden a la afición al finalizar el encuentro. - Foto: Rubén Serrallé

1
Albacete Balompié
0
RCD Mallorca
Finalizado
El conjunto manchego ganó al Mallorca con un gol de Bela pero el 1-0 no valió para seguir adelante en la lucha por el ascenso a Primera

El Albacete lo puso todo. Se vació. Se dejó el alma y las escasas fuerzas que le quedaban, pero se quedó a medio camino de la remontada y no pudo alcanzar la final por el ascenso. Punto y final para una temporada mágica, que devolvió al equipo manchego a sus mejores años y que se quedó sin el premio final.
En el arranque, el colegiado Figueroa Vázquez se encargó de enfriar el ambiente que se había generado con el canto de la grada del himno en versión karaoke. Se le había estropeado el micrófono inalámbrico y tuvo que cambiarlo con el cuarto árbitro, lo que retrasó unos minutos el inicio del choque.
Y nada más empezar Leo Suárez hizo un claro ‘teatro’ que Figueroa Vázquez vio claro y advirtió al jugador de que a la próxima lo mandaba al vestuario. Apenas se habían disputado cinco minutos de partido y el Mallorca empezaba a ralentizar el encuentro y perder tiempo.
Con apenas 10 minutos de partido y el Alba tratando de apretar a un Mallorca conservador, el central Caro salía a calentar. Gorosito, uno de los jugadores con molestias tras el partido en Son Moix, se acercaba al banquillo para hablar con los médicos.
Al cuarto de hora llegaba la primera ocasión con una falta en la frontal sobre Bela que el francés se encargaba de lanzar de forma magistral para anotar el 1-0 y levantar a la grada. “Sí se puede, sí se puede” gritaban los aficionados, imbuidos por el gol que acercaba al Albacete a la remontada.
El tanto sirvió de espoleta a un Mallorca que dio un paso adelante, pero el Alba estaba muy bien posicionado y el gol le había dado fuerzas, así, tras un par de balones al área de Tomeu sin consecuencias, otra vez era el equipo de Ramis el que apretaba los dientes y se plantaba con peligro delante de Reina. Fran García se llenaba de balón casi sin ángulo y la mandaba a las nubes y poco después Rey Manaj no acertaba a rematar un balón en el punto de penalti.

 

(Más información en la edición impresa)