Luz verde contra los malos olores

E.R.J.
-
La actuación está prevista en la calle Virgen del Pilar, en el margen izquierdo, que no está asfaltado y sirve de aparcamiento. - Foto: Rubén Serrallé

Aguas de Albacete ya tiene la aprobación de la mejora del bombeo de Virgen del Pilar y las obras empezarán «en un par de semanas»

La calle Virgen del Pilar, y sus alrededores, dejarán de padecer un problema que han sufrido de forma casi endémica. Primero fueron los efectos del canal de María Cristina, que se atajaron cuando se cubrió el tramo que atravesaba la ciudad, y ahora, que el colector del Camino de Pozomajano no da abasto.
Esta zona de la ciudad ha crecido considerablemente en los últimos años y el sector vierte las aguas residuales y fecales al mencionado colector. Éste no cuenta con un punto de evacuación, sino que acaba en un pozo de bombeo que no está en servicio. La manera nada agradable de solucionarlo, para los profesionales que se encargan del cometido, es ir semanalmente y extraer, con una bomba portátil conectada a un grupo electrógeno, las aguas sucias y trasladarlas hasta el colector municipal, que las evacúe definitivamente. La periódica maniobra supone no sólo molestias por los ruidos para los vecinos de la zona, sino, lo que es peor, por los malos olores.
«Era un problema que estaba enquistado y que hemos cogido con interés para solucionarlo», señala el ya exconcejal de Infraestructuras, Julián Garijo, a La Tribuna de Albacete.

 

(Más información en edición impresa)