Podemos espera culminar su reestructuración en seis meses

j.a.j.
-

El equipo técnico que gestiona el partido en la región confía en que cuando acabe el primer semestre del año que viene se reúna la asamblea ciudadana y haya nueva dirección

Podemos espera culminar su reestructuración en seis meses - Foto: Tomás Fernández de Moya

j.a.j. / toledo
Unos seis o siete meses es el plazo que maneja el actual equipo técnico que dirige Podemos en Castilla-La Mancha para ceder el testigo a una nueva dirección debidamente elegida por sus inscritos. El responsable de esta gestora del partido morado, que ha relevado de modo provisional a la antigua dirigencia que encabezaba José García Molina, señala que de hecho ya han empezado los debates entre la militancia para decidir las propuestas y los nombres que marcarán su futuro en Castilla-La Mancha. 
Jorge Uxó señala que, una vez que se pueden dar por terminados los procesos electorales de 2019, llega el momento de iniciar la senda que llevará a la convocatoria de  la asamblea ciudadana autonómica, el órgano congresual del partido, y la elección por primarias entre los inscritos de la Secretaría Autonómica y demás cargos orgánicos. «Esperamos que pueda hacerse, en principio, a finales del primer semestre del año que viene», comenta el máximo responsable del equipo técnico de Podemos Castilla-La Mancha, con la intención de que desde ahí se inicie el camino «para volver a las instituciones» como las Cortes de Castilla-La Mancha.
Uxó  no descarta que este proceso coincida en el tiempo con el de la elección de nuevas direcciones de Podemos en otras autonomías también controladas por gestoras, tras cesar sus órganos directivos por diversas circunstancias. Junto a Castilla-La Mancha, se encuentran en esta situación las organizaciones territoriales de Podemos en Madrid, La Rioja, Cantabria, Comunidad Valenciana y Murcia.
Las bases se reactivan con la repetición electoral. La Secretaría de Organización de Podemos procedía a constituir a finales de septiembre el equipo técnico castellano-manchego, tras contactos con inscritos  de la región después de la marcha de la anterior cúpula, al confirmarse la repetición de las elecciones generales el 10 de noviembre. La calma con que se tomó la dirección estatal la falta de dirección autonómica durante el verano, dando prioridad a las entonces fracasadas negociaciones con el PSOE para formar gobierno, se convirtieron en prisas para rearmar el dispositivo del partido ante la nueva cita con las urnas. Más, cuando repitieron todos los cabezas de lista al Congreso y Senado de la coalición Unidas Podemos, muchos procedentes del partido morado.
Jorge Uxó subraya que el proceso electoral ha servido para reanudar unas relaciones de cercanía con las demás fuerzas del denominado espacio del cambio, empezando por Izquierda Unida. Aunque tras las elecciones autonómicas IU fue sumamente crítica con  la labor de Podemos en la confluencia regional de aquellos comicios, e incluso se reivindicó como actor principal a la izquierda del PSOE en Castilla-La Mancha, Uxó destaca que tras reanudarse la colaboración para los comicios de noviembre ahora hay buena sintonía entre ambas formaciones. «Hemos hecho la campaña codo a codo, y no hemos coordinado con la dirección regional de IUsin ningún problema. Tenemos una relación muy directa», subraya.
Si bien los comicios confirmaron que Unidas Podemos no lograba escaños al Congreso en la región, frente a los que tuvo por Toledo y Albacete hasta abril, Jorge Uxó destaca que ha servido para reactivar a las bases de Podemos en Castilla-La Mancha y reengancharlas a la actividad interna. A partir de ahí, se confía en contar con su participación en el proceso  hacia la nueva asamblea ciudadana regional. «Este fin de semana  -el del 30 de noviembre y 1 de diciembre- ya hemos arrancado el proceso con reuniones de las coordinaciones provinciales y ahora se inicia una fase de debate desde los círculos -agrupaciones- hacia arriba», comenta. En este mes de diciembre, el debate se centrará en la estrategia política y la organización del partido, tras lo cual se pondrá en común las propuestas de los círculos y dejando el proceso de elección de los nuevos documentos programáticos y dirigentes para el final.
En esta labor, esta siendo fundamental la labor de las coordinadoras provinciales de Podemos en Castilla-La Mancha. Esta tarea, como vínculos entre la organización y las bases organizadas en círculos, se está viendo fomentada con la apertura de nuevas sedes provinciales. El pasado 30 de noviembre, se inauguraban las sedes de Toledo y Guadalajara, que se suman a las ya existentes en Cuenca y Albacete, y próximamente se contará con la de Ciudad Real. Uxó espera que sirvan como espacios de trabajo para los inscritos en el diseño del futuro de la formación en la región. «Nosotros venimos de la plaza y queremos seguir en las plazas. Pero esto no es óbice para que, en un proceso en el que necesitamos que la militancia debata con una cierta extensión y tranquilidad nuestra estrategia para el futuro, hemos pensado que disponer de espacios abiertos a la ciudadanía y acogedores para el debate nos van a venir bien en este proceso», explica Uxó.
Por otra parte, Uxó confirma que su trabajo al frente de Podemos Castilla-La Mancha cesará cuando exista una dirección electa, y que no aspira a ocupar la Secretaría Autonómica. «Lo he descartado desde el principio, con la idea de que no hubiera ninguna interferencia en el proceso. Precisamente por eso me descartaba como secretario general», concreta.
El futuro gobierno, «una oportunidad». En otro orden de cosas, ante la perspectiva de un Gobierno de coalición en España entre PSOE y Unidas Podemos, Uxó apela a la «prudencia» toda vez que el preacuerdo firmado entre Pablo Iglesias y el socialista Pedro Sánchez aún debe ser desarrollado. Sin embargo, la llegada de Podemos y sus socios al Consejo de Ministros es vista por el portavoz del equipo técnico de Podemos Castilla-La Mancha como «una oportunidad para que se apliquen políticas que mejoran la vida de la mayoría, también en Castilla-La Mancha». Y no considera que, si se confirma la coalición, sea «un impedimento para la labor política de Podemos en Castilla-La Mancha».