¿De qué mueren los albacetenses?

Teresa Roldán
-

Durante el 2018, según publica el INE, las personas que perdieron la vida fueron 3.737, y de ellos, casi una tercera parte falleció debido a enfermedades del sistema circulatorio

Varios facultativos especialistas en Cardiología, una de las especialidades con mayor tasa de muertes. - Foto: R.S.

Cada vez vivimos más y con mayor calidad porque la esperanza de vida ha aumentado de manera considerable y muchas enfermedades que antes eran mortales ahora se han convertido en crónicas. Buena prueba de ello es que durante el pasado año, el 2018,  el número de defunciones, según los datos que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística, fue de 3.727, nueve menos que las muertes registradas un año antes, en 2017, que hubo 3.736, pero más de las que se registraron en 2016, con 3.670 fallecimientos.
En base a estos datos, prácticamente una de cada tres personas murieron por enfermedades del sistema circulatorio, tanto cardíacas como cerebrovasculares, algo que ocurrió en 1.064 casos (1.052 fallecieron por esta misma causa en 2017). Los tumores siguen representando la segunda causa de muerte en la provincia de Albacete, con 872 fallecidos, uno más que en igual período de 2017 que hubo 871, una cifra inferior en un 15,9% a las 1.010 defunciones por cáncer de 2016. 
Las enfermedades del sistema respiratorio siguen ocupando la tercera posición con 546, 10 más que los 536 fallecimientos por esta causa de 2017. Siguiendo la tendencia de años anteriores, en cuarta posición se sitúan las enfermedades del sistema nervioso y de los órganos de los sentidos, que sumaron en 2018 un total de 231 fallecidos (235 hubo en 2017); otras 224 personas perdieron la vida el pasado año por enfermedades del sistema digestivo.
Otras 209 personas perdieron la vida por trastornos mentales y del comportamiento, cuatro menos que en 2017. Las enfermedad endocrinológicas y metabólicas, entre las que se encuentra la diabetes fueron la causa de 111 defunciones, mientras que los envenenamientos por psicofármacos llevaron a la muerte a tres personas.
(Más información en la edición impresa)