«Sacar jugadores de la cantera no es como criar champiñones»

Juan Carrizo
-
Fran Noguerol, entrenador del Atlético Albacete. - Foto: Rubén Serrallé

ENTREVISTA Finalizó la primera vuelta en el grupo XVIII de la Tercera División y el técnico del filial del Albacete Balompié, Fran Noguerol, que ha tenido buenos números, analiza la situación del equipo y su experiencia personal

Fran Noguerol es gallego, pero está muy identificado con la ciudad y el Albacete Balompié. Fue jugador en dos etapas, luego pasó a los banquillos, debutó como técnico en el Albacete B para después ser ayudante Aira y Enrique Martín. Esta temporada ha vuelto al filial y hace balanza de la primera vuelta y la situación del club.
¿Para un filial tan joven y con tantas novedades, la primera vuelta es para sobresaliente?
Agradezco la calificación porque lo cierto es que ha estado bien, no nos podemos quejar. A esta categoría la llaman la supertercera y será por algo, así que no es fácil estar ahí arriba. Sufrimos un poco al principio, pero tras el ecuador de la primera vuelta el nivel de regularidad, puntos y victorias ya sido alto y eso nos ha permitido estar entre los cinco primeros. Estamos satisfechos, pero ahora toca seguir creciendo para ver si somos igual de competitivos hasta el final del campeonato.
A los filiales siempre les cuesta más el inicio y hacen mejor la segunda vuelta.
Es uno de los tópicos. Hay unos cuantos para los que es su primer año en categoría sénior; el paso es duro y lo normal es que poco a poco vayan a más. Vamos a ver si somos capaces de confirmar lo hecho en la primera vuelta. Hemos logrado 33 puntos y si queremos seguir arriba habrá que mejorarlo porque hay equipos con mucho nivel, históricos, que igual que nosotros siguen una dinámica de equipo profesional, con cinco entrenamientos a la semana, y eso hace que las fuerzas se igualen.
Esa adaptación de los jóvenes ha sido rápida.
A nivel de resultados, en la jornada ocho, con 24 puntos jugados, habíamos sumado ocho y no alcanzaba, porque con toda la humildad del mundo, el objetivo es estar por arriba dando guerra. Nos penalizaron tres partidos que se nos escaparon en el último minuto. Pero el equipo desde el principio ha competido bien, con una madurez que me sorprendió. Anivel de resultados no se dieron al principio, pero tras el ecuador de la primera vuelta cogimos una regularidad que fue la que nos ha llevado arriba.

 

(Más información en la edición impresa)