Satse critica el cierre de 72 camas en el CHUA en verano

T.R
-
Imagen de un paciente ingresado en la planta de Geriatría del Perpetuo Socorro mientras le revisa una doctora. - Foto: José Miguel Esparcia

Los hospitales de Almansa y Hellín no contemplan la supresión por vacaciones de áreas de hospitalización, pero en Villarrobledo no funcionará una planta entera de Medicina Interna

El Sindicato de Enfermería (Satse) denunció ayer un año más que «el afán cortoplacista por ahorra dinero» ha llevado al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha a cerrar más de 500 camas en los hospitales de Castilla-La Mancha, de ellas 86 en los hospitales de la capital y la provincia de Albacete.

De ellas, 36 camas se cierran en el Hospital General, en las plantas de Traumatología y Cirugía Maxilofacial, Cirugía y Ginecología y Urología; así como la misma cifra se suprimirán, salvo por necesidad, en el Hospital Perpetuo Socorro. En los hospitales de la provincia, sólo el de Villarrobledo se verá afectado por el cierre, con 12 camas menos en la planta de Medicina Interna.
La secretaria provincial del Sindicato de Enfermería de Albacete, Nieves Gómez, informó como todos los años su sindicato pidió a la dirección del centro hospitalario de Albacete la relación de camas que se iban a cerrar y recibió cumplida respuesta por escrito, puesto que este tema no se trata conjuntamente con otros sindicatos en la Junta de Personal. En opinión de Gómez «si bien es cierto que durante el período vacacional disminuye la actividad quirúrgica programada, sin embargo el reajuste y cierre de camas que se realiza no es acorde a la realidad y adecuación de las plantillas de Enfermería, sobre todo, en el CHUA». 
(Más información en edición impresa).