Las reclamaciones contra el pago de tributos se dispararon

MAITE MARTÍNEZ BLANCO
-
Edificio sede de Hacienda en la capital. - Foto: Rubén Serrallé

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales que cobra la Junta generó uno de cada cuatro recursos que llegaron al Tribunal Económico Administrativo de Castilla-La Mancha

El embargo de una cuenta bancaria que se realiza sin notificación previa, discrepancias en la valoración catastral de un inmueble o en las liquidaciones de IVA, son algunas de las cuestiones que terminan en el Tribunal Económico Administrativo Regional (TEAR) de Castilla-La Mancha. Los albaceteños recurren cada vez más a este organismo encargado de dirimir reclamaciones y quejas por desacuerdos tributarios presentados por los contribuyentes.
Los últimos datos actualizados por Hacienda, del 2017, desvelan que en Albacete se presentaron cerca de 2.200 recursos administrativos ante este organismo. Es la cifra más alta de los registros publicados (el más antiguo es de 2003) y una cantidad que casi triplica el año previo al estallido de la crisis. 
Desde que la economía se contrajo, las reclamaciones por este cauce no han parado de crecer y ejercicio tras ejercicio han superado solo en Albacete el millar de quejas, hasta que en 2017 se saltó a los dos millares. La crisis puede ser una de las causas, pero lo cierto es que la economía se ha ido recuperando y los recursos siguen a más. Las 2.199 reclamaciones que llegaron al Tribunal Económico Administrativo desde Albacete en el 2017 suponen casi un 65% más con respecto al año anterior.

(Más información en edición impresa)