La Aemet alerta de una sequía preocupante en Toledo

LT
-
La Aemet alerta de una sequía preocupante en Toledo

La delegada de la Aemet dice que se ha recogido una tercera parte de lo esperado. En Albacete, en cambio, ha sido una primavera muy húmeda

Coincidiendo con el comienzo del verano, la delegada de la Agencia Estatal de Meteorología en Castilla-La Mancha, Paloma Castro, resumió los datos del tiempo durante la primavera y avanzó los del verano. Manifestó que la situación de Toledo resulta preocupante por una sequía manifiesta, ya que se esperaban 110 litros por metro cuadrado en primavera en cuanto a precipitaciones y «nos hemos quedado en la tercera parte» y añade «todo el oeste de Toledo está en sequía», con lo que la situación podría ser similar a la de 2017.

Durante la primavera 2019 (marzo-abril-mayo) en Castilla-La Mancha, los valores de temperaturas han sido superiores a los normales (teniendo como referencia el período 1981-2010), destacando Toledo y Ciudad Real cuya temperatura llegó a ser «muy cálida». Las temperaturas más bajas se dieron en Cuenca. Las temperatura máxima se dio en Talavera el 15 de mayo, con 35,5 grados y la mínima en Sigüenza el 4 de abril, con -7,7. En el territorio nacional, la temperatura ha tenido un carácter cálido, con una temperatura media de 14,2 grados. En relación con lo que va del mes de junio, se puede decir que la primera quincena ha sido muy fría en la región y fría en Toledo.

La primavera en Castilla- La Mancha fue muy húmeda en Albacete Los llanos, húmeda en Cuenca, normal en Molina de Aragón, seca en Ciudad Real, y muy seca en Toledo. De hecho, en Toledo ha sido la tercera primavera más seca de este siglo. Y en Albacete Los Llanos la segunda primavera más húmeda de este siglo. Las precipitaciones más abundantes se dieron en el mes de abril, extremadamente húmedo en la base aérea de Albacete, cuyo observatorio se registró la efeméride de 138,8 litros por metro cuadrado.

El agua embalsada está al 36,55%. Sin embargo los meses de marzo y mayo fueron muy secos, sobre todo en Toledo y Ciudad Real. Respecto al agua embalsada en Castilla-La Mancha, a fecha 17 de junio es de un 36,55%, mientras que en España es de un 58,52%

En España lo más destacable del trimestre primaveral, en cuanto a precipitaciones fueron las del mes de abril, sobre todo en el sudeste peninsular, que afectaron a la Semana Santa en buena parte de España, mientras marzo y mayo se han caracterizado por ser meses muy secos. Además, la precipitación acumulada en el año hidrológico es inferior al valor normal, a fecha 11 de junio, en un 15%.