«Es una novela pensada más para entretener»

V.M.
-
La escritora albacetense Enerio Dima, 'alter ego' de Irene Díaz Martínez. - Foto: Arturo Pérez

«Prescindo de esa especie de síndrome de Estocolmo que tiene 'Bella'»

La escritora albacetense Enerio Dima, alter ego de Irene Díaz Martínez, de 28 años, acaba de publicar su última novela, Tarantella (Insomnia Ediciones), que presentó recientemente en la Librería Nemo de la capital. La autora, que había publicado anteriormente relatos cortos en varias antologías y una novela corta de terror llamada Micosis, presenta una historia repleta de magia, amor y fantasía que logra cautivar al lector con una peculiar forma de crear personajes, tramas y escenarios que nos sumergen por completo en una realidad paralela y hace preguntarse por lo que guardamos oculto en el interior del corazón.

¿Puede englobarse en la etiqueta de género fantástico?

Sí, es una reescritura del cuento clásico de La bella y la bestia, con una ambientación diferente, pero manteniendo la estructura del relato: una persona que se enamora de un monstruo. La escribí para un certamen de novela romántica y conforme iba avanzando me daba cuenta que no cuadraría mucho en el concurso. Más tarde la mandé a Insomnia, les gustó mucho y les pareció que cuadraba con el estilo de la editorial.

¿Cómo aborda esa revisión del clásico?

Simplemente me gustan los cuentos clásicos y quería hacer algo nuevo con la misma estructura del relato. La principal diferencia es la inversión de los roles, porque en este caso el protagonista es un chico muy dulce, tranquilo, familiar, bondadoso... y el monstruo es una mujer, una araña gigante. El protagonista, Mattia Telai, se adentra en un bosque, La Foresta di Ragni, para buscar un veneno con el que curar a su hermano pequeño y queda atrapado dentro.

¿Aporta diferentes lecturas a esta historia ya de por sí conocida por todos?

Hay diferentes versiones del relato, porque no tiene nada que ver la primera con la que nos ha llegado. En mi caso he prescindido de esa especie de síndrome de Estocolmo que parece tener Bella, porque en este caso el monstruo no es el que ha decidido atrapar a Mattia, incluso desde el primer momento le invita a marcharse del bosque.

Además de esa reflexión moral sobre las apariencias externas, ¿incluye algún mensaje que pueda resultar novedoso para el lector?

Sobre todo es una historia pensada para hacer pasar un buen rato al lector, mientras la escribía me divertí mucho y busco también ese objetivo, más allá de dejar un mensaje concreto, porque no deja de ser una historia de amor que invita a mirar más allá del aspecto físico, lo que no deja de ser un mensaje obvio. Es una novela que invita más a entretener que a buscar significados ocultos y demás.

¿Trabaja en algún proyecto literario nuevo?

De momento tengo una página en Internet donde mis mecenas pueden depositar una cantidad de dinero mensual a cambio de que vaya subiendo nuevos relatos de distintas temáticas.Aparte tengo ya escrita otra novela corta de terror, que debo terminar de revisar para mandarla a una editorial, y estoy metida con otra novela de fantasía.

¿Algunas referencias concretas en los géneros fantástico y de terror?

Pues yo en general leo mucho y referenes como tal no sabría decirte, aunque me gusta mucho en el género de terror la autora norteamericana Lisa Tuttle e intento fijarme mucho en esa perspectiva que tiene ella.