Conaco celebró su siglo de historia

T.R
-
Los responsables políticos arroparon a los dueños de Conaco en su centenario. - Foto: T.R.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, presidió el acto, donde anunció que se reunirá con el alcalde de Albacete, Vicente Casañ, tras los nombramientos del Gobierno regional, para "definir el futuro de la ciudad"

Conaco celebró por todo lo alto su centenario, un hito para una empresa familiar de cuarta generación del sector de la alimentación. Por tal motivo lo quiso celebrar ayer porque son pocas las empresas que llegan a cumplir estas efemérides tan especiales. Un acto que presidió y clausuró el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y que contó también con la presencia del alcalde y vicealcalde de la ciudad, Vicente Casañ y Emilio Sáez, respectivamente, el presidente de la Diputación Provincial en funciones, Santiago Cabañero, y la consejera de Economía y Empleo en funciones, Patricia Franco.
El germen de la Compañía Nacional de Comercio SA (Conaco),  como recordó en sus palabras de bienvenida uno de los dueños de la compañía que más tiempo lleva al frente, José Abad, que junto a Modesto Abad, representan a la tercera generación de esta empresa familiar, nació en 1919 en una sencilla tienda de la conquense de Valverde del Júcar, aunque fue en la década de los 50 cuando llegó a Albacete, donde en la actualidad se encuentra su sede principal. Fue en el año 69 cuando Conaco se integró en el Grupo IFA, un referente en el sector de la alimentación.
En este siglo de historia la empresa evolucionó progresivamente y ampliando su red no sólo por toda la comunidad de Castilla-La Mancha sino que también ha llegado su influencia hasta la Comunidad de Valencia, estando presente ya en 44 localidades. Su facturación alcanza los 77 millones de euros, cuenta con más de 700 proveedores, 100 de ellos de Albacete y una amplia plantilla  con más de 200 colaboradores.
Una hazaña la de esta empresa que José Abab comparó con la que realizó hace 500 años Juan Sebastián el Cano en su viaje a las Américas, y que todos los responsables políticos destacaron en sus discursos, como el alcalde, Vicente Casañ, que destacó la satisfacción que suponía celebrar el centenario de la que «reconocemos como una historia de éxito empresarial» y «del valor de una familia». En  opinión de Casañ, «los valores de la familia han sido claves en el centenario que celebramos. Valores como el esfuerzo, la perseverancia, el valor del trabajo bien hecho, la ambición bien entendida, la superación de contratiempos».
El presidente de Castilla-La Mancha en funciones, Emiliano García-Page, cerró el acto felicitando a los responsables de la empresa por su trayectoria y anunciando que tras los nombramientos del Gobierno regional, mantendrá un encuentro con el alcalde de Albacete, Vicente Casañ, que «defina con optimismo el futuro de una ciudad y una provincia que esta región necesita porque Albacete tiene un biorritmo económico y empresarial enormemente importante».