El aeropuerto se 'vende' ante un millar de inversores

Javier D. Bazaga
-

Los responsables de CRIA presentan la posición geográfica privilegiada y el potencial de desarrollo en el Foro de Ciudades atractivas para la inversión

Un 737 inaugura el aeropuerto en la medianoche del miércoles. - Foto: Rueda Villaverde

El aeropuerto de Ciudad Real es «un libro que ha empezado a escribir sus primeras páginas, pero que puede llegar a ser una enciclopedia». Así presentó el director de Relaciones Institucionales de CRIA, José Fernando Sánchez Bódalo, esta infraestructura ante un millar de inversores reunidos en el foro ‘Invest in Cities’ celebrado este jueves en Madrid, un evento para la promoción de ciudades e infraestructuras atractivas para los inversores.
Y quiso terminar en esa enciclopedia llena de capítulos por escribir ofreciendo la «oportunidad» que supone invertir en esta infraestructura dado su «potencial» de desarrollo aún por explotar. De esta forma llamó a «soñar con nosotros» porque el aeropuerto «puede ser muchas cosas, pero no podemos hacerlo solos, necesitamos alianzas y socios estratégicos», señaló.
Sánchez Bódalo centró su intervención en la capacidad para embridar el transporte de viajeros y mercancías por aire con el transporte de viajeros y mercancías por tierra, gracias a la conexión con la alta velocidad ferroviaria que «recorre nada menos que cuatro kilómetros por los terrenos del aeropuerto». «No hay otro aeropuerto que tenga integrada la alta velocidad ferroviaria en sus instalaciones» llegó a decir el responsable del CRIA como uno de los puntos fuertes de la infraestructura. Una intermodalidad con la que quiso llamar la atención de su audiencia: «Los inversores que quieran mover sus mercancías más rápido, tienen un sitio donde mirar».
Pero no se quedó ahí, la oportunidad estratégica que ofrece se la da también su posición única como enclave logístico. En el centro de los ejes norte-sur de la península, con una cercanía envidiable a Madrid pero también a Sevilla, y del eje este-oeste, conectando Valencia con Portugal, inmerso en un plan de expansión y aprovechamiento comercial aún mayor de sus puertos, y con el que el Aeropuerto de Ciudad Real, tanto por tierra como por aire, puede ser el complemento perfecto.
Otra de las virtudes que ensalzó del aeropuerto es que se trata de una infraestructura de titularidad cien por cien privada, pero que cuenta con el apoyo de las administraciones públicas locales y regional, y que a pesar de la «reputación» que le ha precedido, «no es ninguna entelequia», dijo, es un aeropuerto real, que cuenta con todos los servicios necesarios para funcionar, y alguno más, y que opera ya desde hace tres meses.
Sánchez Bódalo fijó el volumen de inversión previsto «para desarrollar nuestro potencial» en 122 millones de euros, aunque quiso incluir los desarrollos ferroviarios, de suelo industrial y capacidad logística asegurar que en el plazo de 10 años «este aeropuerto podría movilizar en torno a los 600 millones de euros. Por eso les invitamos a que sueñen con nosotros», concluyó.
La jornada ‘Invest in Cities’ acogió también la presentación de los atractivos para la inversión de otros municipios de la región como Cuenca, Guadalajara, Ciudad Real, o Puertollano con su proyecto de transición industrial y sostenibilidad energética.