La provincia solo tiene 59 empresas de más de 100 empleados

M.O
-

La Confederación FEDA subraya que en 2019 los empresarios fueron capaces de exportar más y crear empleo

La provincia solo tiene 59 empresas de más de 100 empleados - Foto: Rubén Serrallé

Los proyectos empresariales de mayor dimensión siguen por llegar a una provincia, la albacetense, caracterizada por pequeñas y medianas empresas, con muchos negocios sin asalariados o plantillas de trabajadores muy reducidas. Esta descripción se mantiene en la estadística del último Directorio Central de Empresas que publicó hace pocos días el Instituto Nacional de Estadística (INE). Uno de los datos ilustrativos de este tejido empresarial en Albacete tan poco dado a las grandes empresas es que con un censo de más de 26.200 empresas apenas el 0,2% tienen plantillas de más de un centenar de trabajadores. En números absolutos, solo 59 empresas de Albacete tienen 100 o más trabajadores, y solo cuatro tienen más de un millar de empleados, a tenor de esos datos.
El Directorio dice que la provincia tenía 26.275 empresas, más de la mitad «personas físicas sin asalariados». No hay grandes cambios en el censo, por mucho que se creen nuevas sociedades mercantiles, porque otras se extinguen al mismo tiempo, o se fusionan. La provincia subió por primera vez de 27.000 empresas en 2007, pero volvió a bajar en 2010, tres años después para ya nunca volver a superar esa cifra. Si el 53% de esas empresas no tiene empleados, otro 29% tiene uno o dos empleados, no más. Para concretar estos datos es importante contar con la definición de empresa que utiliza el Directorio del INE. Se entiende empresa por «una unidad organizativa de producción de bienes y servicios, que disfruta de una cierta autonomía de decisión, principalmente a la hora de emplear los recursos corrientes de que dispone», y ejerce «una o más actividades en uno o varios lugares». El propio organismo público de estadística explica que estos datos de 2019 son difícilmente comparables con los de otros años porque esa definición de empresa es nueva, un cambio de concepto para «ofrecer una visión más adecuada de nuestro tejido productivo».
En la Confederación de Empresarios de Albacete (FEDA), estos datos también se toman con ciertas prevenciones, explicaba su presidente, Artemio Pérez, porque «una empresa puede estar dada de alta en más de un epígrafe, por ejemplo como transportista y como fabricante, realmente no tenemos un censo empresarial tan alto». En todo caso, Pérez puntualizaba que medir la natalidad empresarial es bueno, pero el crecimiento de empresas no se traduce en mayor riqueza:  «El crecimiento del PIB que ha tenido la provincia, en torno al dos por ciento viene determinado no porque haya más empresas, sino porque producimos más; seremos una de las provincias que más crece en exportaciones». El resto del crecimiento «viene por el consumo interno», decía el presidente de FEDA, que comentaba que «este año los empresarios de Albacete nos merecemos un nueve o un diez, porque hemos sido capaces de crear empleo y de exportar más, pese a todo el maremágnum político y el miedo que hay». 

Más información en edición impresa