Rins logra una victoria 'milimétrica'

Juan Antonio Lladós (EFE)
-

El español supera a Márquez y Viñales por escasos centímetros para proclamarse vencedor del Gran Premio de Silverstone de la categoría reina

Rins logra una victoria 'milimétrica' - Foto: TIM KEETON

Alex Rins (Suzuki GSX RR) consiguió su segundo triunfo de la temporada al imponerse por apenas 13 milésimas de segundo a Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) en el Gran Premio de Gran Bretaña de MotoGP que se ha disputado en el circuito de Silverstone con Maverick Viñales (Yamaha YZR M 1) copando la tercera plaza de un podio íntegramente español.
Márquez salió como una exhalación con Valentino Rossi pegado tras su estela mientras que el francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1) perdió el control de su moto y rodó por los suelos involucrando en su error al italiano Andrea Dovizioso. Tanto Dovizioso como Quartararo tuvieron que ser atendidos por las asistencias médicas aunque en el caso del francés pudo regresar a su taller por su propio pie, no así el italiano que aunque levantó el pulgar de su mano derecha en señal de OK salió en camilla hacia la clínica del circuito.
En carrera, Márquez empeñó todo su esfuerzo en marcar un fuerte ritmo para intentar escaparse, perseguido por Rossi y Rins, que no tardó demasiado en superar al italiano, al aprovecharse de un error de trayectoria, para pegarse al rebufo del líder del equipo Repsol Honda.
En la quinta vuelta Tito Rabat (Ducati Desmosedici GP18) se fue por los suelos -si bien continuó para ser decimosexto- casi en el mismo momento en el que Viñales superó a Rossi para intentar acercarse a Márquez y Rins. Mientras, el francés Johann Zarco (KTM RC 16) intentó superar por el interior al portugués Miguel Oliveira (KTM RC 16) en ese mismo giro, pero entró muy colado y acabó embistiendo al lusitano y ambos se fueron al suelo.
El duelo por la victoria estaba claramente ceñido a los dos pilotos españoles, Marc Márquez y Alex Rins, sin que pareciese posible que Maverick Viñales les alcanzase, pero el de Yamaha no desistió en su empeño ni arrojó la toalla casi hasta el final. Aún tuvo un susto Alex Rins en la decimoséptima vuelta que consiguió salvar, aunque se abrió una brecha de seis décimas que consiguió recuperar muy rápidamente, lo que dejó al descubierto el hecho de que el de Suzuki parecía tener algo más que el de Repsol Honda y por detrás el de Yamaha se acercaba peligrosamente.
A dos vueltas del final lo intentó Rins por primera vez pero enseguida se la devolvió Márquez y ambos entraron emparejados a la recta de meta, con Rins por fuera y con Viñales cada vez más cerca, lo que presagió una última vuelta de infarto. Ese momento, de la entrada a la recta de meta no fue más que la trampa que Rins le preparó a Márquez para la última vuelta pues el líder del mundial se esperaba un nuevo intento por fuera del de Suzuki y éste se lo preparó por dentro para sorprenderle sin ningún genero de duda.
Rossi concluyó en la cuarta posición con Pol Espargaró (KTM RC 16) noveno, y su hermano Aleix, que iba tras él al manillar de la Aprilia RS-GP, se tuvo que retirar con problemas mecánicas, se quedó sin puntuar. Jorge Lorenzo (Repsol Honda RC 213 V), ni la sombra del cinco veces campeón mundial de sus mejores momentos, acabó decimocuarto, muy lejos de la cabeza de carrera pero beneficiado por los abandonos que se produjeron durante la misma.

 

Segunda victoria para Fernández

 

 

Augusto Fernández (Kalex) consiguió el triunfo de Moto2 en el circuito de Silverstone, tras doblegar a su compatriota Jorge Navarro (Speed Up) y al surafricano Brad Binder (KTM).
Navarro había sido líder desde la quinta vuelta, cuando se fue al suelo el también español Alex Márquez (Estrella Galicia 0'0 Kalex), quien no pudo continuar pero sigue líder del campeonato con 181 puntos, 35 más que Augusto Fernández, quien ha pasado de la cuarta a la segunda plaza en la clasificación.
El suizo Thomas Luthi (Kalex), que era segundo, ha perdido esa posición al finalizar octavo y ahora es tercero igualado a puntos con el español Jorge Navarro.
No hubo sorpresas en el momento de la salida y enseguida se puso al frente de la carrera Alex Márquez, perseguido por Jorge Navarro (Speed Up) y Xavier Vierge (Estrella Galicia 0'0 Kalex), mientras que Augusto Fernández (Kalex), que había sido tercero en los entrenamientos, perdió algunas posiciones.
El trío español comenzó a tirar con fuerza para intentar escapar y tras su estela se colocaron el australiano Remy Gardner (Kalex), el surafricano Brad Binder (KTM) y Augusto Fernández, por delante del dúo italiano formado por Fabio di Giannantonio (Speed Up) y Luca Marini (Kalex).
En apenas cinco vueltas la situación de carrera estaba prácticamente consolidada con Márquez y Navarro luchando por la victoria, pero fue entonces cuando se produjo la noticia de la carrera, al irse por los suelos el piloto de Estrella Galicia 0'0 en la curva 16, al perder por completo la adherencia en el tren delantero de su moto.
A siete vueltas del final, en el undécimo giro, Binder ya estaba pegado a la estela de Navarro y Fernández no les quitaba ojo, pero la pareja formada por Gardner y Nagashima no parecía estar en disposición de poder alcanzarles por lo que la pelea por la victoria y el podio parecía estar clara.
Fue en el duodécimo giro cuando Brad Binder, vencedor de la carrera de Austria, superó a Navarro, lo mismo que Augusto Fernández poco después, aunque a éste le devolvió el adelantamiento el piloto de la ciudad valenciana de La Puebla de Vallbona, quien parecía estar más cómodo siguiendo el ritmo de otro rival.
Decimoquinto giro y vuelta a empezar. Jorge Navarro volvió a ponerse líder y Augusto Fernández superó a Brad Binder, que se lo devolvió rápidamente y entre ambos se entabló una pelea por la segunda plaza que lo único que hizo fue beneficiar a Navarro, quien logró algunos metros de ventaja. Casi entrando en la última vuelta, Fernández decidió atacar a Navarro y Gardner a Binder, y mientras el primero consolidó su primera posición, el australiano no pudo contrarrestar la respuesta del surafricano, al que sólo le valía la tercera posición.
Vierge se tuvo que conformar con la décima posición final, con Iker Lecuona (KTM) tras él, y Jorge Martín (KTM) con el duodécimo lugar.

 

Ramírez consigue una laboriosa victoria

 

 

Marcos Ramírez (Honda) consiguió una segunda y laboriosa victoria en la presente temporada al imponerse en el Gran Premio de Gran Bretaña de Moto3 que se disputó este domingo en el circuito de Silverstone, por delante de los italianos Tony Arbolino (Honda) y Lorenzo Dalla Porta (Honda), con los que disputó el triunfo hasta los últimos metros.
Nada más apagarse el semáforo el italiano Tony Arbolino (Honda), autor del mejor tiempo, salió como una exhalación pero enseguida se puso tras su estela el líder del mundial, su compatriota Lorenzo dalla Porta (Honda), que buscó con ahínco la oportunidad de poner tierra de por medio respecto al español Arón Canet (KTM), obligado a salir desde la cuarta línea.
Ya en la primera vuelta Dalla Porta se puso líder de la carrera por delante de Arbolino, con Canet en una retrasada decimotercera plaza mientras que el mejor español en esos instantes era Raúl Fernández (KTM), tercero de entrenamientos a pesar de tener un fuerte golpe en su tobillo derecho que le impedía hacer libremente los movimientos en esa articulación.
El tirón inicial de Lorenzo dalla Porta propició que se cortase un poco el grupo ya en la tercera vuelta, con seis pilotos por delante, Dalla Porta, Arbolino, McPhee, Sasaki, Ogura y Antonelli, en tanto que por detrás Albert Arenas (KTM) se iba por los suelos y Arón Canet (KTM) se iba por los suelos con él al no poder evitarlo.
Hasta 13 pilotos aguantaron ese tirón de Lorenzo dalla Porta, que fue quien marcó el ritmo casi en todo momento, entre ellos los españoles Jaume Masiá (KTM) y Marcos Ramírez (Honda), no así Raúl Fernández, al que el dolor le comenzó a pasar factura y fue perdiendo posiciones rápidamente.
Marcos Ramírez iba poco a poco ascendiendo posiciones para llegar hasta la cuarta plaza tras Dalla Porta, Arbolino y McPhee. Ramírez asaltó el liderato de la carrera en la decimotercera vuelta, pero tanto Dalla Porta como Arbolino le devolvieron el adelantamiento durante el recorrido para defender la posición hasta el final.
Ramírez esperó su oportunidad en la última vuelta para superar tanto a Arbolino como a Dalla Porta para intentar cerrar todos los huecos hasta la bajada de la bandera de cuadros, objetivo que consiguió y que hizo que el trío entrase por ese orden, en tanto que Arón Cante concluyó su remontada en la decimotercera plaza, con Jaume Masiá en la undécima, y justo por delante de Jeremy Alcoba y Alonso López, mientras Raúl Fernández fue decimoctavo, con Sergio García tras él.