El paro de la eurozona en julio continúa en mínimos de 2008

EFE
-

La Unión Europea mantiene su tasa de desempleo en el 6,3% e iguala su nivel más bajo desde el año 2000

El paro de la eurozona en julio continúa en mínimos de 2008

La tasa de desempleo permaneció estable en el 6,3% en la Unión Europea y en el 7,5 % en la eurozona en el mes de julio con respecto a junio, con lo que se mantiene en su mínimo desde el año 2000 y 2008, respectivamente, según informó hoy la oficina de estadística comunitaria Eurostat.
España volvió a registrar en julio la segunda tasa de paro más elevada de los Veintiocho (13,9%), solo por detrás de Grecia, pese a haber logrado reducirla una décima con respecto a junio y 1,1 puntos en comparación con el mismo mes del año anterior, cuando se situó en el 15%.
En comparación con julio de 2018, el paro ha caído cinco décimas en el conjunto de la UE, desde el 6,8%, y seis en el área de la moneda única, desde el 8,1%.


El desempleo mantiene así la tendencia de descenso paulatino pero constante que ha registrado durante el último año, a pesar de la ralentización del crecimiento económico que empezó a sentirse a finales de 2018, se ha confirmado en la primera mitad de 2019 y se prevé continúe en este semestre.
De acuerdo con Eurostat, en la UE hay 15,6 millones de personas sin empleo, de las que 12,3 se encuentran en la eurozona.
Esto supone que en julio con respecto a junio, el número de parados aumentó en 27.000 personas en los Veintiocho y descendió en 16.000 en la eurozona, mientras que en comparación con julio de 2018, se registró un descenso de 1,1 millón de personas y de 898.000, respectivamente.
En comparación con un año atrás, en julio se redujo el paro en 25 de los 28 Estados miembros: solo aumentó en Luxemburgo (de 5,6% a 5,7%), Lituania (de 6,1 a 6,4%) y en Suecia (de 6,3 a 6,8%).
Los principales descensos, por el contrario, se observaron en Grecia (de 19,4% a 17,2%, según datos de mayo, los últimos disponibles), Croacia (de 8,4 a 7,1%), Chipre (de 8,3 a 7%), Eslovaquia (de 6,5  a 5,3%) y España (de 15 a 13,9%).
Las tasas más altas se observaron de nuevo en Grecia y España, mientras que las más bajas se dieron en Chequia (2,1%) y Alemania (3%).
El paro entre los jóvenes menores de 25, por su parte, aumentó una décima tanto en la UE (al 14,3 %) como en la eurozona (al 15,6 %) en julio con respecto a junio, con lo que se mantiene en cotas superiores al doble de la media entre la población en general.
Si se compara con julio del mismo año, sin embargo, el desempleo juvenil cayó siete décimas en los Veintiocho, desde el 15% previo, y cuatro en el área del euro, desde el 16,7 % de un año antes.
En España, la tasa cayó tres décimas, hasta el 32,1%, lo que supone que casi uno de cada tres menores de 25 en el país no tiene empleo.