Los vecinos de La Milagrosa arreglarán los espacios comunes

NANI GARCÍA
-
El proyecto de formación ocupacional que cuenta con fondos europeos mejorará el entorno de Las 600. - Foto: Arturo Pérez

ElAyuntamiento de la capital tiene previsto que se lleven a cabo actuaciones de albañilería, limpieza, pintura, jardinería y cerrajería en los edificios y zonas públicas de Las Seiscientas

El Ayuntamiento deAlbacete trabaja en el desarrollo de diversas acciones que se integran en laEstrategia de Desarrollo UrbanoSostenible Integrado (Edusi), la cual supondrá una inversión de 18 millones de euros para la ciudad hasta 2022. En esta tarea, la Junta de Gobierno Local, que se celebra mañana jueves, tiene previsto aprobar la clasificación de ofertas para la contratación del servicio de gestión y puesta en marcha del proyecto formativo ocupacional de desarrollo de competencias en el puesto de trabajo y compromiso de inserción laboral a través de la recuperación del entorno comunitario del barrio de La Milagrosa. Un proyecto que permite la continuidad de otro desarrollado en la misma zona, con el que los propios vecinos realizaban obras de mejora en los portales de los bloques de Las 600 para no ser desahuciados de las viviendas sociales en las que habitaban.
Ahora, el Consistorio retoma en cierta forma este proyecto, que se configura como un conjunto de acciones mixtas de formación (ocupacional y cívico-educativa) sensibilización (individual y comunitaria) y empleo (recursos económicos a través de beca y contrato laboral), en las que el aprendizaje y la cualificación se alternan con un trabajo productivo que permite la inserción a través de la profesionalización y adquisición de experiencia de los participantes, realizándose de este modo una inclusión activa.
Así, se actuará en diversas áreas: desarrollo ocupacional y mejora de la empleabilidad, socioeducativa, intervención comunitaria y mejora del entorno físico próximo. En la primera de ellas, participarán 30 personas en grupos de 10 personas a través de talleres formativos en el puesto de trabajo, acompañados de experiencia laboral real; y en la segunda se prevé que los participantes adquieran las capacidades personales necesarias para posibilitar la sociabilidad e inserción sociolaboral y vecinal en el barrio.

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA