El regreso de los Primillas

Redacción
-

En los 18 huecos acondicionados en los muros de la Iglesia de Motilleja han anidado, desde la pasada primavera que finalizaron las obras realizadas, cuatro parejas que han criado a 13 pollos, y se ha localizado otra más en el hueco de la torre

Algunas de las crías de cernícalo primilla que han nacido en los nidales habilitados en la iglesia de Motilleja. - Foto: SAO

La relación entre el buen estado del patrimonio arquitectónico y la preservación de las especies de fauna es más que evidente. Uno de los últimos ejemplos de esta conexión ha sido la constatación de los primeros resultados del proyecto, impulsado por la Sociedad Albacetense de Ornitología (SAO) y apoyado por la Administración Regional en el municipio de Motilleja, y que ha beneficiado a una especie concreta de ave: el cernícalo primilla.
Desde que la pasada primavera finalizaran las obras de reparación del tejado de la iglesia de Motilleja, una de las numerosas en la comarca de La Manchuela donde tiene  lugar la reproducción de esta pequeña rapaz, ya se han obtenido los primeros resultados. Según los datos de observación de la SAO, se han ocupado cuatro nidales  y han criado 13 pollos, que  ya han sido  anillados por parte del Grupo Manchego de Anillamiento. 
Además de esas cuatro parejas que han tenido sus crías, la Sociedad ha podido comprobar que hay  otra pareja más que anida en un hueco de la torre.
En la iglesia de Motilleja se asentaba una importante colonia de cernícalo primilla, conocido también como ‘gavilán sapero’, y en los últimos tres o cuatro años se había notado que estaba en franca regresión, motivada por  el mal estado del tejado de la iglesia.

(Más información en edición impresa)