scorecardresearch

Bienvenida Morales: «Nosotros somos agua de mar isotónica»

A. Díaz
-

El salón de actos de la Casa de Cultura José Saramago acogió una charla de la periodista e investigadora, que informó sobre este recurso abundante y completo

Bienvenida Morales. - Foto: RUBEN SERRALLE

El salón de actos de la Casa de Cultura José Saramago acogió una nueva charla dentro del ciclo Alternativas para vivir de otra manera. Bienvenida Morales, periodista e investigadora, habló sobre El agua de mar como fuente de salud.

¿Cuál fue el objetivo de esta charla?

Este fue dar a conocer el inmenso potencial que tiene el agua de mar para el cuidado de la salud y el medio ambiente. La clave es facilitar el acceso a la información, es el objetivo de la Asociación Amigos del Agua de Mar y particularmente el mío, que empecé a investigar sobre este tema hace 10 años, la empecé a beber y utilizar. Noté el cambio, los beneficios ya que el agua de mar vale más que para bañarnos.

¿Qué propiedades tiene?

Muchas, pero dos son esenciales. Es la madre de todas las aguas; es un agua minero medicinal de excelente calidad porque tiene todos los minerales y oligoelementos que necesitan nuestras células para nutrirse, de forma orgánica y biodisponible, de fácil asimilación para nuestro organismo que reconoce fácilmente el agua de mar, porque en el mar surgió la vida hace millones de años. René Quinton descubrió y demostró que el agua que llevamos dentro, nuestro plasma sanguíneo es idéntico al agua de mar original. Dijo que el agua de mar le da a nuestra célula la fuerza que necesita para defenderse de todo, él es padre de la terapia marina. Este agua tiene un pH de aproximadamente 8.4, esto significa que nos aporta oxígeno y alcalinidad, es fuente de salud.

¿Para baño o ingestión?

Hay diferentes aplicaciones. A la hora de beberla, se puede tomar hipertónica, pura, aunque nunca va a sustituir el agua dulce, la va a complementar, nada de locuras, y en pequeñas cantidades nos va a dar energía, porque es energizante, purgante y laxante. Otra manera de tomarla es isotónica, mezclando una parte de agua de mar y tres agua dulce, de baja mineralización y de esa manera vamos a hacer una bebida con la misma concentración de sales que tiene nuestro plasma, como una bebida deportiva, con la diferencia que tendrá todos los minerales que necesitamos y es una bebida hidratante y nutritiva excelente que la puede tomar todo el mundo, es un complemento alimenticio.

¿Qué puede prevenir?

Muchísimos problemas de salud. En realidad el agua de mar nos ayuda a recuperar el equilibrio perdido y al incluirla, incorporamos los minerales, la base de la vida.

¿La conseguimos directamente en el mar?

Obviamente hay dos sitios donde conseguirla, en el mar y en las tiendas y hay varias empresas en España que la comercializan microfiltrada en frío y esto te da garantías higiénico sanitarias. Por otro lado, en el mar, hay que tener precaución y sobre todo, cada persona es responsable del agua que coge. Si una persona decide ir a cogerla al mar, obviamente tiene que hacerlo en lugares donde no haya gente y que se vea limpia y adentrarte lo más posible y cogerla de las capas intermedias. También tenemos que saber que el mar es un ser vivo y cambiante y a nadie le podemos dar garantías. Lo importante es la información, que sepa la gente esa conexión que tenemos con el mar, porque de ahí venimos y eso somos por dentro. Nosotros somos agua de mar isotónica.

¿Cómo la tomamos?

Como complemento alimenticio en tu vida diaria, por ejemplo para cocinar, como sustituto de la sal común porque potencia el sabor de manera natural. Para beberla, cada cuerpo es distinto.