Chinchilla removerá las rocas casi un año después

E.F
-
La calle está así desde marzo de 2018 - Foto: A.P.

Un desprendimiento sucedido poco después del paso de una tormenta causó el corte de la prolongación de la Calle Diablos y Tiradores en marzo de 2018

A través de un comunicado oficial, el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Chinchilla anunció ayer que la retirada de las rocas que impiden el paso en la prolongación calle Diablos y Tiradores tendrá lugar «en los primeros días del mes de febrero», después de que todos los trabajos necesarios para garantizar la seguridad de la zona estén adjudicados y la empresa cuente con los permisos necesarios.
La prolongación de Diablos y Tiradores quedó cortada por un desprendimiento el 22 de marzo de 2018, el cual tuvo lugar después del paso de una fuerte tormenta de lluvia y viento por la zona. Pocos días después, técnicos del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) acudieron a la zona para elaborar un informe sobre la situación del talud y plantear soluciones.

(Más información en la edición impresa)