Ramis: «Necesitamos un jugador maduro para la medular»

Juan Carrizo
-

El entrenador del Albacete hace balance del 2019 y valora las necesidades de una plantilla que "se quedó coja" en el mercado veraniego. El técnico tarraconense quiere un jugador que aporte "experiencia y solidez" al centro del campo

Luis Miguel Ramis, entrenador del Albacete Balompié. - Foto: José Miguel Esparcia

El 2019 nos dejó un Albacete que peleó por el ascenso a Primera y que está temporada no ha encontrado la regularidad necesaria para volver a estar en la pelea, al menos de momento. Luis Miguel Ramis hace balance del 2019 centrado en la actual temporada.
¿Cómo valora el 2019 en sus dos partes futbolísticas?
Final de una temporada, principio de otra, diferentes, no son comparables porque tienen diferentes contextos y plantillas. La valoración es positiva. Siempre intentamos sacarles el mayor rendimiento a los equipos, la temporada pasada lo hicimos y en esta estamos en proceso, pues todavía queda media temporada. Hay que ser optimistas porque tenemos margen de mejora.
¿Ha trabajado a gusto en Albacete durante este año?
Hasta el momento he podido desarrollar mi trabajo sin ningún problema. Todos sabemos que las trayectorias de los equipos, de los cuerpos técnicos y los jugadores son directamente proporcionales a los resultados. Muchas valoraciones se hacen de forma muy resultadista, y es entendible. Los que estamos dentro y vemos el funcionamiento, diseñamos la forma en la que queremos que nuestros equipos rindan y funcionen. Obviamente los resultados son el objetivo principal de un equipo, pero también le damos importancia al camino. Estamos contentos. El camino tiene buenos y malos resultados, pero el balance creo que ha sido un año positivo.
A veces los resultados no dejan percibir el trabajo que se realiza en el día a día.
A todos los equipos nos pasa que intentamos plasmar la intención de juego que queremos, pero a veces esa intención no llega al resultado o al rendimiento que queremos, principalmente al rendimiento, que es el paso previo al resultado. En el fútbol estás expuesto a ese tipo de situaciones y tomamos las decisiones con la misma naturalidad cuando aciertas y cuando fallas. Si aciertas refuerzas lo trabajado y si fallas intentas hacerles ver que el camino es ese, que hay que confiar en lo que hacemos y hay que seguir insistiendo para que lo que ahora no sale, salga con el tiempo. El fútbol es muy del ya, del ahora; los entrenadores lo sabemos, por eso tratamos de reaccionar lo antes posible.
En la primera vuelta de la presente temporada hemos visto un Albacete irregular y la sensación de que Ramis no ha podido encontrar equilibrio en un equipo que, por circunstancias, ha tenido que mover mucho, jornada tras jornada, con situaciones incluso de tener que poner a jugadores en puestos diferentes a los suyos.
Para empezar algunos jugadores se incorporaron tarde en el inicio, otros tuvieron alguna lesión que les frenó. Luego, durante la temporada, también hemos tenido lesiones en posiciones en las que andamos un poco más justos. Nada que no pensáramos que podía ocurrir. Diseñamos una plantilla a principio de temporada que ha quedado algo coja en algunos puestos y eso nos ha obligado a tener que buscar y encontrar durante algunas semanas la mejor de las opciones. Todavía tenemos que dar ese paso de estabilizar el equipo, de encontrar jugadores que puedan sumar minutos con más continuidad que hasta ahora no lo han podido hacer por unas cosas o por otras. Creo que eso beneficiaría al grupo y mejoraría el rendimiento del equipo. Estamos en ello. Creemos que es algo que tratamos de pulir poco a poco y nos queda toda una segunda vuelta para poder darle continuidad a la idea que tenemos del equipo. Para nosotros es un reto saber que todo es mejorable. Hemos sido irregulares ya que no hemos encadenado muchas jornadas seguidas sin conocer la derrota. Al final la clasificación dice que estamos en una posición estable. No nos podemos dormir, porque estamos igual de cerca de abajo que de arriba. Por eso creo que la valoración es positiva, intuyendo que esta plantilla puede mejorar e ir a más.
Con todo lo que ha pasado,  con esa acumulación de bajas en una plantilla excesivamente corta, la situación no es tan mala como parece flotar en el ambiente.
La tabla refleja más o menos lo que has rendido. Ha habido partidos en los que no hemos merecido y hemos conseguido, otros en los que hemos merecido más y no lo hemos conseguido. Lo que nosotros valoramos es que las veces que hemos ganado, el equipo ha mostrado facetas del juego consolidadas que hay que mantener; cuando hemos perdido no hemos estado lejos de conseguir un mejor resultado, sobre todo en  casa, donde al final ha caído de lado del rival, pero hemos estado muy cerca de que cayese de nuestro lado. Por eso creo que tenemos margen de mejora en cuanto a juego, intentando dar esa línea de continuidad que nos ha faltado por diferentes circunstancias.
Hemos hablado de una plantilla corta. Falta un lateral en cada banda, centrocampista creativo, extremos e incluso algo diferente para la delantera, sobre todo con la más que posible salida de Manaj. El Alba debe ir de cabeza al mercado, pero la ventana invernal no suele ser la panacea.
Todo es mejorable y en el fútbol actual todos los equipos nos planteamos la incorporación de jugadores en cuanto se abre la posibilidad y nosotros no podemos ser menos. Habrá pocos que no firmen nada en el mercado invernal. El que va bien quiere mejorar, el que va mal quiere reconducir y el que va muy mal quiere dar un vuelco a la situación. Por eso en el mercado de invierno hay tanto movimiento. Nosotros necesitamos jugadores para completar una plantilla que en esencia es buena pero que no puede estar supeditada a que, en cuando hay un pequeño problema, tenga que variar dos o tres posiciones en el campo; eso te hace dejar de tener continuidad. Estamos valorando posibilidades. El aspecto económico es importante e intentaremos no equivocarnos. El cuerpo técnico tiene muy claro lo que le hace falta al equipo y entiendo que la dirección deportiva conoce la situación y está haciendo todo lo posible.
Contar en esta segunda vuelta con Nico Gorosito va a ser como un refuerzo invernal para la defensa.
Efectivamente. Nico lo ha pasado muy mal, porque ha intentado jugar, ayudar al equipo, pero no se sentía bien. Hizo un esfuerzo grandísimo y se apuraron opciones antes de llegar a la última, que fue la operación de septiembre. Ha salido bien, está con el alta y a punto de entrar con el equipo. Es un jugador muy importante dentro de la plantilla en todos los aspectos.
¿Cuál es la prioridad en este mercado de invierno?
Yo creo que necesitamos reforzar el centro del campo. Nos vendría bien un jugador maduro de la categoría, que nos pudiera aportar no solo experiencia, también esa solidez que tienen todos los equipos de Segunda. Si repasas los equipos uno por uno, todos tienen ese jugador. Nosotros lo teníamos el año pasado, pero éste, teniendo un buen centro del campo, nos falta completarlo con algo más maduro, con más experiencia.

 

(Más información en la edición impresa)