Apoyan a víctimas de maltrato con viviendas de tránsito

Redacción
-

El programa que se desarrolla desde el Centro de la Mujer y Urvial se puso en marcha en el mes de julio de 2016 y, desde entonces, la administración municipal atendió a 11 mujeres

Imagen de la fachada principal del Centro Municipal de la Mujer de Albacete. - Foto: Arturo Pérez

El Ayuntamiento de Albacete celebrará hoy la primera Comisión Informativa de Participación, Mujer, Igualdad, Mayores, Gestión de Distritos y Pedanías del nuevo Gobierno Municipal, en la que se constituirá la propia Comisión, siendo el vocal titular de la misma el concejal responsable de esta área, Manuel Martínez.
Además, se aprobarán diversos asuntos, tales como el proyecto de viviendas de tránsito, a través del que se ceden viviendas municipales que pertenecen a Urvial para que las puedan ocupar en régimen de alquiler las mujeres víctimas de violencia de género y sus hijos una vez que dejen de utilizar los servicios de la Casa de Acogida. Se trata de un proyecto que se inició en julio de 2016 y que, desde entonces, ha atendido a 11 mujeres.
El objetivo del proyecto de viviendas de tránsito no es otro que  las mujeres víctimas de violencia de género, tras haber superado el proceso de recuperación en la Casa de Acogida, puedan disponer de una residencia en plena autonomía mientras se trabaja con ellas desde el Centro Municipal de la Mujer para facilitar su transición a la vida autónoma. 
El concejal de Igualdad y Mujer, Manuel Martínez, explicó que en la Comisión Informativa se aprobarán los requisitos que han de cumplir las víctimas de violencia de género para poder acceder a una de estas viviendas. Unos requisitos que pasan por ser mayor de edad y tener hijos menores a su cargo; tener residencia legal en España; ser usuaria de la Casa de Acogida y haber cumplido y finalizado el proyecto individualizado de intervención siendo preciso apoyar su proceso de autonomía personal, familiar y social por carecer de recursos económicos y sociales suficientes para acceder a otra vivienda; no convivir con el agresor; estar empadronada en Castilla-La Mancha; tener ingresos mensuales para asumir los gastos derivados de la estancia en la vivienda -ingresos que no sean superiores al salario mínimo interprofesional-, y no padecer ningún tipo de adicción, enfermedad física o mental que puedan causar daños a sí mismas o al resto de convecinos.
El concejal de Igualdad y Mujer indicó que la cuota media al mes que pagan las mujeres ronda los 150 o 200 euros.

 

(Más información en edición impresa)