La inmigración permite a la provincia mantener habitantes

Marcelo Ortega
-

Los datos de mitad de 2019 dicen que la llegada de ciudadanos de otros países sirvió para equilibrar la migración al extranjero y a otras provincias de España

Imagen de dos inmigrantes subsaharianos. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

El Instituto Nacional de Estadística publicaba esta semana nuevos datos para analizar la evolución de las provincias españolas con indicadores todavía provisionales de la evolución de a población en los últimos meses. Las cifras se refieren al primer semestre de 2019, una foto fija tomada a mitad de año que revela que Albacete creció ligeramente en habitantes y tenía en julio 389.584 vecinos, medio centenar más que cuando empezó el año. Esa subida se debe a la inmigración, porque aunque autóctonos y extranjeros también cambiaron Albacete por otros países en ese tiempo, fue superior el número de extranjeros y españoles que vinieron a vivir a la provincia. La mayor llegada de inmigrantes es la que permitió que la cifra de población se mantenga, porque el saldo migratorio interprovincial también es negativo, es decir, salieron más vecinos de Albacete para ir a vivir a otras partes de España que al revés. 
Las cifras dicen en concreto que 2.401 personas residentes en Albacete salieron de la provincia entre enero y julio de 2019 para ir a residir a otras partes de España. Se fueron sobre todo a la Comunidad Valenciana (casi 700), Madrid (340), Murcia (298) y Andalucía (213). En ese mismo tiempo hubo 1.983 ciudadanos residentes en otras partes de España que se mudaron oficialmente a la provincia albacetense, sobre todo de las provincias levantinas, pero la diferencia es negativa, un saldo migratorio de 418 personas menos para Albacete.
Los movimientos migratorios de la provincia con otros países son los que equilibran esa pérdida de 418 vecinos y consiguen que, a mitad de 2019, la provincia pudiera tener un ligero crecimiento en habitantes. El saldo migratorio de la provincia con el extranjero es positivo en 1.020 personas, porque entre enero y julio 600 vecinos se fueron a otros países, pero en ese mismo tiempo llegaron 1.621. También en 2018 el saldo migratorio había sido positivo.

(MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA)