El PP visita a Page para que ordene no votar a Sánchez

La Tribuna
-

Francisco Núñez considera que si los nueve diputados del PSOE no lo hacen «habrán sido partícipes de de la traiciónde la traición»

Vídeo publicado en Twitter por el líder regional del PP Paco Núñez. - Foto: La Tribuna

El PP de Castilla-La Mancha ha convocado para este martes, a las 11,30 horas ante el Palacio de Fuensalida, sede de la Presidencia de la Junta de Comunidades, una concentración para pedir al presidente autonómico y secretario general del PSOE en la región, Emiliano García-Page, que los nueve diputados del PSOE castellano-manchego en el Congreso no apoyen la investidura de Pedro Sánchez.
En un vídeo publicado en Twitter, el presidente del PP castellano-manchego, Paco Núñez, ha anunciado que este martes el PP de Castilla-La Mancha «va a salir a la calle» para pedir a García-Page que «todo lo que está anunciando en los medios de comunicación sobre esa ruptura con Sánchez para parar la deriva del PSOE, se cumpla con los votos en el Congreso».
En cambio, ha considerado que «si no lo hacen» los nueve diputados del PSOE que han sido elegidos en representación de alguna de las cinco provincias de Castilla-La Mancha «habrán sido partícipes de la traición y parte de la deriva a la que Sánchez está llevando al país de la mano de filoetarras, comunistas y de a mano de quienes quieren romper» España.
Para Núñez, estos últimos días se ha vivido en el Congreso «un bochornoso espectáculo», ya que «los herederos de ETA», aquellos que «han asesinado a cientos de españoles, se permiten el lujo de subir a la tribuna de oradores, criticar las instituciones del Estado, hablar mal de la figura del Rey», algo que no solo «no fue reprimido por el presidente del Gobierno» sino que «la presidenta del Congreso les defiende», lo que llevó a que «todo el PSOE, incluidos los nueve diputados del PSOE de Castilla-La Mancha», se pusieran en pie a aplaudir.
A su modo de ver, los acuerdos del PSOE con ERC, PNV y Bildu y el acuerdo marco con Podemos son «perjudiciales para España y nefastos para Castilla-La Mancha».