Los 'Hispanos' abruman a Alemania

Europa Press
-

España resuelve a su favor la segunda jornada del Campeonato de Europa (33-26)

Los 'Hispanos' abruman a Alemania

La selección española de balonmano venció este sábado por 33-26 a Alemania, en su segundo partido del Campeonato de Europa masculino y gracias sobre todo a la buena actuación de Alex Dujshebaev, cuyos siete goles ayudaron a encauzar la victoria y a conservar el liderato del Grupo C.

Aunque el marcador del pabellón noruego tardó en ser inaugurado, rápidamente quedó claro que España tendría un buen día de trabajo. Alex Dujshebaev fue quien marcó el 1-0 en el minuto 4:42, después de que él y sus compañeros hubieran sorprendido con una defensa en formación 5/1.

Alemania se veía desarbolada por la versatilidad de su oponente. Un tanto de Ferran Solé al contragolpe, que supuso el 10-4, funcionó como toque de atención para Prokop, quien movió aún más el banquillo para buscar soluciones y mandar un mensaje de que sus discípulos tenían que aumentar la presión en defensa.

El encuentro se vio algo trabado desde ese instante, incluyendo dos exclusiones a Jorge Maqueda y a Julen Aginagalde. Ambas acciones cortaron el ritmo de los Hispanos y su rival lo aprovechó para acercarse a un solo gol (10-9), tras un certero lanzamiento de Julius Kühn.

Pero de nuevo salió a relucir Jordi Ribera con una buena decisión, pidiendo un tiempo muerto que despertó a sus jugadores. Aitor Ariño así lo demostró, convirtiéndose en otro puñal a la carrera. Él y su homólogo Solé hicieron daño por los extremos y en cada contra, permitiendo que España se marchase al descanso con un 14-11 de cara.

Alex Dujshebaev había sido el más eficaz ante la portería contraria y, para mayor inri, en el arranque del segundo tiempo recibió el amparo de los actores secundarios. Hombres como Joan Cañellas, Raúl Entrerríos y Dani Sarmiento también 'mojaron', desesperando a un Johannes Bitter cuyo efecto se diluía por completo.

El arquero titular había sido Andreas Wolff, que no anduvo fino en varios despejes. Sin embargo, al vendaval de los Hispanos poco la importó quién estaba enfrente, ampliando las ventajas (32-22) en el electrónico de un Trondheim Spektrum que vio a Alemania hincar la rodilla pese al maquillaje final con los goles de Hendrik Pekeler.