Docentes y padres piden bajar las ratios de Bachillerato

M.D.M.
-

La Consejería publicó que bajará el número de alumnos por aula en los últimos cursos de Primaria en septiembre, pero la comunidad educativa no lo ve suficiente

Docentes y padres piden bajar las ratios de Bachillerato - Foto: RUEDA VILLAVERDE

La Consejería de Educación bajará a un máximo de 25 alumnos por clase -está en 28 ahora- la ratio para el curso 2020-2021 en los tres últimos años de Primaria (cuarto, quinto y sexto), al tiempo que dejará en 30 estudiantes por aula el máximo en Secundaria, según lo publicó ayer en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM).
La medida, que estaba contemplada en el acuerdo de Presupuestos Regionales de 2016, debía haberse hecho efectiva ya al menos para este curso, como lo recordó ayer el responsable de Comunicación del sindicato ANPE en Albacete, Manuel Tébar, aunque en el presente ejercicio 2019-2020 solamente se aplicó a los tres primeros cursos de Primaria.
Aunque en la etapa final de Primaria y en Secundaria la comunidad educativa aplaude la medida que recogía el DOCM, recordaron que las ratios siguen siendo «muy elevadas» en las etapas de Bachillerato, Formación Profesional y Educación Especial. Fue especialmente en Bachillerato donde docentes y padres coincidieron en la necesidad que hay, en el caso concreto de la ciudad de Albacete, de bajar las ratios «de inmediato» al máximo de 32 alumnos por clase que había antes del Plan de Ajuste de 2012.
En este sentido, tanto Tébar como la presidenta de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (FAPA) María Moliner de Albacete, Rosario Pérez, indicaron que ahora el máximo está en 40 alumnos y que, en la capital, «es habitual que haya clases con 38 o 40 estudiantes».
Además, Pérez incidió en que esto se da en institutos como el Alto de los Molinos o el IES Ramón y Cajal «donde las aulas son pequeñas y estas ratios generan incluso problemas de espacio, ya no solo la falta de atención o la dificultad para desarrollar la clase que pueda conllevar el elevado número de estudiantes por clase».
Ante esto, desde ANPE recordaron que vienen exigiendo a la Junta de Comunidades que «cumpla lo pactado» y que «baje las ratios, al menos a los niveles que había antes de los recortes de 2012». Con ello, Manuel Tébar tuvo claro que mejoraría la calidad educativa, además de generar más empleo docente.

(Más información en la edición impresa).