La provincia lidera la región en menores de edad condenados

MARCELO ORTEGA
-

Datos oficiales del Ministerio de Justicia dicen que en las últimas dos décadas se sumaron 2.075 casos

Dependencias del centro de menores Albaidel, uno de los recursos para los condenados no adultos. - Foto: Rebeca Serna

Hay estadísticas donde no conviene ser los primeros, y eso ocurre para Albacete con los datos de la criminalidad asociada a los que según el Código Penal ya son responsables de sus actos aunque no hayan alcanzado la mayoría de edad: Datos recopilados por el Ministerio de Justicia y el Gobierno para dar respuesta a una pregunta parlamentaria muestran que la provincia lidera la región en materia de menores condenados en el juzgado por delitos. Es un dato que suma las condenas de las dos últimas décadas, de 1998 a 2018. En ese tiempo, en la provincia albacetense 2.075 menores de edad fueron condenados con diferentes medidas al ser considerados culpables de cualquier tipo de infracción penal contemplada en ese momento en la norma. 
Esos 2.075 casos de albacetenses que con edades entre los 14 y los 17 años habían sido ya condenados por la justicia superan por poco a los que acumulaba la provincia de Toledo, 2.067, pero superan con mucho al resto de territorios; Ciudad Real suma 1.975 condenas a menores de edad en esos 20 años, mientras que Guadalajara se quedaba en 1.063, y la provincia de Cuenca en 645.
Los datos que ofrecía el Gobierno en su contestación por escrito a la pregunta parlamentaria dan a su vez otros detalles acerca de este tipo de delincuencia asociada a los menores de edad. Se señala, por ejemplo, el origen de los menores enjuiciados, si son españoles o son originarios de otros países. En el caso de todo el país, y con datos de las últimas dos décadas, el porcentaje de extranjeros menores procesados no llega al 20%. En el caso de la provincia albacetense el porcentaje es incluso menor, si se tiene en cuenta el dato de 2018 exclusivamente. En ese año, con 194 menores enjuiciados en la provincia por distintos delitos, solo el 13% eran extranjeros. 

(Más información en edición impresa)