La zona de la Mancha Oriental empezó 2019 en «emergencia»

E.F
-
El Júcar a su paso por la provincia de Albacete - Foto: R.S.

Los niveles del piezómetro de Cenizate están en el «nivel rojo», según el informe de la Confederación

El tramo medio del Júcar comenzó el año 2019 peor de lo que cabía esperar, con el acuífero subterráneo en situación de emergencia y el propio río en situación de prealerta en el tramo comprendido entre Valdeganga y Alcalá, de acuerdo a los datos del último informe de situación de los indicadores de sequía, publicado ayer por la Confederación Hidrográfica y correspondiente al mes de enero.
Este deterioro de la parte albaceteña del Júcar contrasta con la mejora general experimentada por todos los sistemas de la Demarcación, de acuerdo al mismo informe.  Hace un mes, de hecho, aún quedaba un sistema completo en situación de emergencia, el de la marina Alta, mientras que ahora no queda ninguno y, además, el sistema principal, el del Júcar, consolida su mejoría general.
Sin embargo, en un mes, la Mancha Oriental y, dentro de ella, Albacete, parecen haber perdido lo que habían recuperado un mes atrás, ya que según la CHJ el indicador de escasez del piezómetro de Cenizate está en nivel ‘rojo’, mientras que   las estaciones de Valdeganga y de Alcalá del Júcar están en el nivel ‘amarillo’. 
Hace un mes, esto es, en diciembre de 2018, el piezómetro de Cenizate estaba en nivel ‘naranja’, esto es, en situación de prealerta, mientras que las estaciones de Valdeganga y Alcalá estaban ambas en nivel ‘verde’, esto es, en situación de normalidad.

(Más información en la edición impresa)