García Molina apoya liquidar Geacam

J.A.J
-
Operarios forestales durante la extinción de un incendio en un paraje natural de la provincia de Toledo.

El secretario regional de Podemos respalda que los empleados de la empresa pública de medio rural de la Junta, especializada en incendios forestales e infraestructuras, pasen a depender directamente de Gobierno regional como personal laboral.

El actual vicepresidente segundo de la Junta no ha aclarado cómo plantea hacer ese proceso, por ejemplo sometiendo a los actuales empleados a pasar una Oferta Pública de Empleo, con el pretexto de que primero hay que resolver de qué consejería dependería. Pero sí ha manifestado que lo hacía en consonancia con la reclamación en este sentido de los representantes de los trabajadores de Geacam, con los que se ha reunido. La portavoz del Comité de Empresa, María Isabel Martínez, manifestó que "como personal publico queremos pasar a depender directamente de la Administración regional, sin tener una empresa intermediaria". Martínez, junto a otros delegados sindicales en Geacam de SIF, USO, UGT y CCOO, manifestó que se encuentran en una 'tierra de nadie' donde en ocasiones son considerados como personal laboral pero otras como trabajadores del sector privado, además de soportar una fuerte precariedad dentro de una plantilla con unos 3.000 efectivos.

El líder regional de Podemos entendió esta reivindicación y manifestó que es un contrasentido que los empleados de Geacam "para unas cuestiones sean considerados personal público y para otras estén sometidas a convenios de empresa". Por ello, consideró como la mejor manera de acabar esta contradicción que sean "trabajadores públicos de pleno derecho", lo que a su juicio redundaría en la profesionalización de su trabajo y en la prestación de servicios públicos desde la misma administración pública.

 

García Molina apoya una Ley de Coordinación para la extinción de incendios.

Al hilo de esta cuestión, García Molina también abogó por la puesta en marcha en Castilla- La Mancha de una Ley de Coordinación para la extinción de incendios. Pensando en Geacam, manifestó que esta ley ayudaría a fijar las competencias que corresponden, por un lado, a los bomberos forestales en zonas rurales y, por otro, a los bomberos de incendios urbanos dependientes de los parques de ayuntamientos y diputaciones. "Hay malestar porque a a veces no se les llama para asumir las competencias que tienen asignadas y otras al revés", explicó el responsable del partido morado sobre la actual confusión de competencias entre estas dos áreas profesionales de la extinción de incendios.