Tráfico ve «inaceptable» que autobuses circulen sin seguro

Josechu Guillamón
-
Un guardia civil revisa la documentación de un autobús. - Foto: Luis López Araico

La Guardia Civil multó al 37% de los conductores de transporte escolar que controló en la última campaña, en siete ocasiones por no tener la póliza

La Campaña de Control y Vigilancia del Transporte Escolar realizada por la Dirección General de Tráfico en las carreteras de la provincia durante la semana pasada dejó un total de 28 denuncias.
En concreto, los agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil controlaron 49 vehículos y sancionaron a 18 de ellos por cometer 28 infracciones. Exactamente, los guardias comprobaron que siete autobuses carecían del seguro de responsabilidad civil ilimitada, seis no tenían la autorización especial para transporte escolar, tres no llevaban la señal de transporte escolar, uno no llevaba el dispositivo luminoso con señal de emergencia y 11 cometieron infracciones no especificadas por la DGT.
Se trata de unos resultados negativos para la jefa provincial de tráfico, Cruz Hernando. «Considero que el porcentaje de 36,73% de denunciados es una barbaridad, además, muchos de los transportes fueron denunciados por más de un motivo». Aunque lo que más le preocupaba es que hubiera varios vehículos sin seguro. «Lo que es inaceptable es que a día de hoy haya siete denuncias por seguro de los vehículos».
Cruz Hernando recordaba además que nunca se habían obtenido unas cifras tan malas. «Son unos malos resultados, en el transporte escolar nunca en la provincia había sido tan elevado el número de denuncias por carecer de seguro» sin olvidar las seis impuestas por carecer de la autorización de transporte escolar.
Cabe recordar que en la campaña del año anterior realizada entre los días 19 y 23 de febrero, también hubo denuncias aunque menos que este año, ya que fueron controlados 32 autobuses escolares y se sancionó a los conductores de 16 de ellos, la mayoría por carecer de la autorización especial (cinco), por no tener en regla el seguro (cuatro) o por no incluir la señal de transporte escolar.
Por todo ello, pedía más implicación de los centros escolares. «Deberíamos hacer hincapié en que los centros escolares controlen este tipo de documentaciones detalladamente antes de contratar a los autobuses y transportes escolares».
En este sentido, también se expresaba la presidenta de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (FAPA) María Moliner, Rosario Pérez. «Me parece escandaloso que en un transporte con niños y niñas se estén dando estas circunstancias. Nosotros no teníamos conocimiento de esto y cada año, cuando se plantea el tema, nosotros siempre hacemos hincapié, ante la Consejería de Educación, en que se verifique que los autobuses tienen los cinturones de seguridad, que hay unos acompañantes y que todo está en regla». 
De hecho aseguraba que «en más de una ocasión hemos denunciado situaciones que luego se han resuelto».