El Consistorio trabaja en mejorar la Plaza de la Catedral

E.R.J.
-
La división entre plazas actual quedará reducida al mínimo en el futuro - Foto: Rubén Serrallé

El concejal de Movilidad, Francisco Navarro, avanzó que se contará con la aportación del equipo que ganó el concurso de ideas que convocó el Colegio de Arquitectos y uno de los objetivos es integrar esta plaza con la de la Virgen de Los Llanos

Las obras de transformación del centro de Albacete están a punto de dar un paso más. Esta semana será presentada la próxima fase, la tercera tanda que se va a hacer, aunque la que se denominó en el proyecto general como Fase VI.
«La que corresponde ahora es la que supondrá la remodelación y mejora de las calles Caba, Baños y Albarderos, hasta el túnel de Villacerrada», concreta a este diario el concejal de Infraestructuras, Julián Garijo. De esta forma, se enlazará desde lo ya terminado -la zona del final de la calle Tinte, con Rosario y Carnicerías- hacia una de las travesías más transitadas, la calle Caba, para completar el círculo de la plaza de Villacerrada.
Al tiempo, se trabaja en uno de los principales escollos del proyecto: dar una solución a la Plaza de la Catedral. «Esa zona está contemplada dentro de la que se denominó en el proyecto como Fase IV, que incluye las calles Martínez Villena, Padre Romano y San Antonio, desde Isaac Peral hasta Martínez Villena», añade.
En su día, recuerda Garijo, se calculó, para ésta, un presupuesto de unos 500.000 euros, sin contar con el arreglo de la Plaza de la Catedral, por lo que comenta que todavía son varios los flecos que están por resolver y, junto a ello, si esa será la siguiente fase en ejecutar -tras la que se presenta esta semana- o se deja para más adelante y se acometen otras antes.
«Esa decisión la tendremos que tomar de forma conjunta, con lo que digan los técnicos y lo que planteen también los grupos municipales», expone, por su parte, el concejal de Movilidad Urbana, Francisco Navarro.
En cualquier caso, el Ayuntamiento trata de adelantarse y tener preparada una alternativa aunque «el momento de abordarlo de forma definitiva sea cuando se acometa la Fase IV», plantea Navarro. La idea es tener como base «el proyecto ganador del concurso de ideas que convocó el Colegio de Arquitectos», aunque recuerda que «en las bases se recogía que no era vinculante la propuesta con lo que se vaya a hacer».

(Más información en edición impresa)