El Catálogo de Bienes Protegidos evitará demoliciones

Ana Martínez
-

El recientemente derribado inmueble del número uno de la calle Zapateros no tenía valor artístico reconocido, por lo que el Ayuntamiento no pudo oponerse a la licencia de obra

El Catálogo de Bienes Protegidos evitará demoliciones - Foto: Rubén Serrallé

La revisión  y actualización próxima del Catálogo de Bienes Protegidos, incluido en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), evitará en un futuro la desaparición de edificios con interés histórico o cultural, dos características que no contempla en la actualidad y que ha originado la demolición de un inmueble ubicado en el número uno de la calle Zapateros.
Un derribo que hubiera pasado desapercibido si no fuese por la oposición y la crítica generada en el seno de Patrimonio Albacetense, una nueva plataforma constituida para defender la conservación del pasado arquitectónico de la ciudad que, consciente de que este edificio no contaba con protección alguna porque no tenía valor artístico, sí consideró que el inmueble tenía un gran valor histórico, al tratarse de una edificación original de principios del siglo XX, muy característica de la calle Zapateros.
Sin embargo, nada dice el Catálogo de Bienes Protegidos sobre la necesidad y obligatoriedad de conservar edificios y elementos arquitectónicos que, por uno u otro motivo, tengan un elevado interés histórico, cultural, social… Una circunstancia que «queremos que contemple el nuevo Catálogo, porque el actual data de 1998 y se ha quedado obsoleto». Así lo avanzó a este diario el concejal de Urbanismo, Roberto Tejada, quien aseguró que la actualización de esta herramienta se realizará de una forma participada, contando con las aportaciones y sugerencias de entidades vinculadas con el estudio de la historia y la cultura, como el Instituto de Estudios Albacetenses, el Museo de Albacete o la citada plataforma cívica Patrimonio Albacetense, con el fin de que el nuevo Catálogo incluya la protección de aquellas fincas, fachadas y elementos arquitectónicos que, aún careciendo de interés artístico, tengan un pasado importante que merezca la pena preservar.
En estos momentos, indicó Tejada, la Gerencia de Urbanismo tiene que resolver el concurso de adjudicación de esta actualización, para el que solo se ha presentado una empresa. En el expediente relacionado con este proceso aparece como objetivo la «actualización» del contenido de los elementos que actualmente integran el Catálogo bajo los criterios de la legislación actual, «tanto en materia de patrimonio como de rehabilitación y sostenibilidad» y el interés de los técnicos de Urbanismo de «profundizar» en el análisis y conocimiento del contenido de los elementos catalogados mediante fichas.

(Más información en la edición impresa).