Lavanda, colza, cártamo... 10 cultivos que están creciendo

L.G.E.
-

Hace diez años apenas se sembraba lavanda, cártamo o colza en Castilla-La Mancha, pero ahora suman entre estos tres cultivos casi 25.000 hectáreas. Entre los árboles, los almendros, pistachos e higueras no dejan de ganar terreno.

Campo de colza, de floración amarilla. - Foto: Javier Pozo

Se llama triada mediterránea y llevan cultivándose en esta región desde época de los romanos. Es el cereal, el olivo y la vid. Según los últimos datos estadísticos sobre superficie de cultivos que ha sacado el Ministerio de Agricultura y que corresponden a 2020, el cereal se lleva en Castilla-La Mancha 1,2 millones de hectáreas (sobre todo de cebada con 800.000 y trigo con 228.000), el viñedo ocupa 465.000 hectáreas y el olivar 443.702. 

Pero hay cultivos que están en expansión en Castilla-La Mancha y que traen nuevos colores al campo. La comparativa con los datos de la última década, refleja que hay algunos cultivos que no paran de crecer en hectáreas. Y por cierto, uno de esos cultivos en alza es de los de la triada de los romanos. 

Triticale

Les sonará exótico, pero el triticale es un cereal cruzado entre tigro y centeno. Hace diez años se cultivaba en 18.508 hectáreas, pero en 2020 ya se hacía en 83.000 (se ha multiplicado por cuatro). En cambio se cultivan unas 5.000 hectáreas menos de centeno y en trigo se han perdido unas 2.000.

Colza

La lavanda de Brihuega ha conseguido ser también un reclamo turístico. La lavanda de Brihuega ha conseguido ser también un reclamo turístico. - Foto: Javier PozoEste cultivo está en el imaginario colectivo español vinculado a una crisis alimentaria muy grave. Su utilización en aceite es muy demandada y apreciada en otros países y en superficie está ganando terreno, con una floración amarilla intensa. Hace diez años había 1.006 hectáreas, pero ahora son casi 12.500. 

Cártamo

El cártamo también se emplea para obtener aceite. En 2010 había en la región 130 hectáreas, pero según los datos de 2020 en estos momentos se cultiva en 4.761.

Lavanda

Fueron a la Provenza y se trajeron la lavanda a La Alcarria. Brihuega ha sabido hacerse ya un nombre en este cultivo, que no solo es rentable por su comercialización, sino que además atrae al turismo durante su floración en julio. Se está cultivando también en otras provincias y el influencer ‘Tractorista de Castilla’ también se ha dejado tentar por el morado. Hace diez años eran 997 hectáreas, pero ahora suman 7.602.

Espárrago

El pistacho se ha adaptado a la clima y tierra de Castilla-La ManchaEl pistacho se ha adaptado a la clima y tierra de Castilla-La Mancha - Foto: Javier PozoGuadalajara también está abanderando el crecimiento de este cultivo. Su campaña de recogida es de las primeras del año en la región. Según los datos del Ministerio en 2010 se dedicaban 310 hectáreas, pero esta cifra se ha multiplicado por diez, pues ya suman 3.309.

Ajo

Es un clásico de los bodegones de la gastronomía castellano-manchega. El ajo morado de Las Pedroñeras tiene su propia Indicación Geográfica Protegida. A pesar de ser un cultivo tradicional, se mantiene con vigor e innovando con nuevos productos como el ajo negro. En 2010 se cultivaba ajo en 7.532 hectáreas, mientras que en 2020 se hace en 21.061. El ajo ha adelantado a la cebolla en esta década, pues se ha quedado en 9.952 hectáreas. 

Higuera

En la localidad toledana de Cebolla lo típico precisamente son los higos. Las plantaciones de higuera han crecido en la región en los últimos diez años. En 2010 había 242 hectáreas, mientras que en la actualidad ya suman 1.670, superando en superficie a las plantaciones de ciruelos o melocotoneros.  

Almendro

El almendro es un clásico de esta tierra y de ahí que haya dulces típicos como el mazapánEl almendro es un clásico de esta tierra y de ahí que haya dulces típicos como el mazapán - Foto: Rubén SerralléEl incremento del precio de la almendra en los últimos años ha hecho renacer a este cultivo, que por otro lado era muy tradicional de ciertas zonas de la región. No es casual, por ejemplo, que el mazapán sea típico de Toledo o que otro postre muy navideño sea la sopa de almendra. El caso es que hace diez años había 61.815 hectáreas de almendros en la región y ahora esa cifra es más del doble, con 145.912. Por cierto, hay contabilizadas casi 7.000 hectáreas de almendro abandonado.

Pistacho

En este caso no es una plantación típica de Castilla-La Mancha, pero se ha adaptado perfectamente al clima y la tierra de la región. Centros de investigación como el del Chaparrillo han sido fundamentales para su introducción y expansión. El trabajo ha dado su fruto, pues había 1.000 hectáreas hace diez años y ahora son 35.882.

Olivar

El olivar va a más. Hace diez años había 348.772 hectáreas de olivar y ahora son 443.627. Aunque aquí el problema –además de Filomena– está en la supervivencia del olivar tradicional, el de árboles centenatrios y de aceituna cornicabra.

El olivar supera las 400.000 hectáreas en la región y va a más
El olivar supera las 400.000 hectáreas en la región y va a más - Foto: Rueda Villaverde