Imputan al excargo de Moncloa por el espionaje a Iglesias

Agencias
-

Alberto Pozas, que dimitió la semana pasada como director general de Información Nacional, pasa de testigo a investigado al reconocer que entregó al comisario Villarejo un 'pendrive' con datos sustraídos a una asesora del líder de Podemos

Alberto Pozas, en una foto de archivo - Foto: EFE

El juez Manuel García Castellón ha imputado hoy al exdirector de Interviú Alberto Pozas, que dimitió el jueves como director general de Información Nacional de Moncloa, en la pieza 10 del caso Tándem, que investiga los datos extraídos del móvil de una asesora de Podemos que tenía el excomisario Villarejo.
Pozas había sido llamado como testigo después de que el comisario jubilado y en prisión provisional, José Manuel Villarejo, le señalase durante una declaración como la persona que le entregó un pendrive con el contenido del teléfono de Dina Bousselham, asesora muy próxima a Pablo Iglesias por aquellas fechas. Convocado a las 11 de la mañana, Pozas ha visto interrumpida su declaración al cambiar su condición de testigo a investigado al cabo de unos minutos y tendrá por tanto que volver a la Audiencia Nacional acompañado de su abogado. 
La citación del periodista es fruto de la declaración que sobre este asunto prestó como investigado el excomisario José Villarejo, que afirmó que fue el entonces director de Interviú (el propio Pozas) quien le facilitó un "pendrive" con copia de los datos del teléfono de la asesora de Podemos que habían recibido en la redacción de la citada revista.
Siempre según el excomisario, Pozas consideró que su contenido no era publicable y, por eso, se lo dio a Villarejo, quien sostuvo en esa declaración ante el juez que, tras analizar los datos, resolvió que no tenían interés policial y los archivó.

El propio Iglesias dijo que había tenido constancia de este asunto porque el presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio, le llamó y le informó de que había llegado la copia del móvil a una de sus revistas y no se iba a publicar, extremo que él confirmó en la Audiencia Nacional cuando fue llamado como testigo.

Además de Pozas, ha declarado este lunes en la Audiencia Nacional el que era novio de Dina Bousselham (actual marido), en calidad de testigo. En concreto, ha asegurado ante el juez que no difundió el móvil de la asesora de Iglesias ni tuvo nada que ver en la publicación posterior de su contenido.

 

Ríos firmaba los recibís

No obstante, no ha sido el único en pasar por el Juzgado Central 6 este lunes, ya que también ha prestado declaración el que fue chófer del extesorero del PP Luis Bárcenas, Sergio Ríos, investigado por la operación de espionaje a su ex jefe por la que habría estado cobrando de fondos reservados, segun han informado fuentes jurídicas a Europa Press. 
En concreto, Ríos, que ha respondido a preguntas de Fiscalia Anticorrupcion y su abogado, se ha sometido a una prueba caligráfica para cotejar su firma con la que aparece en los recibís de pagos de fondos reservados, 2.000 euros al mes, intervenidos a Villarejo y que se conservaban también en el Ministerio del Interior. 
Ríos estaba llamado a comparecer después de que el pasado 14 de marzo se acogiese a su derecho a no declarar ante el juez en relación a ese operativo, conocido como 'Kitchen', que se desarrolló a partir de 2013 y en el que habría estado involucrado el propio Villarejo, así como varios mandos policiales, entre ellos, el número 2 de la Policía Nacional en aquella época, Eugenio Pino.