scorecardresearch

La Junta contará con analistas externos para la deuda

L.G.E.
-

Hacienda ha adjudicado un contrato a AFI de consultoría y asesoramiento para el año que viene por 30.000 euros y lo justifica por la «volatilidad de los mercados financieros»

La Junta contará con analistas externos para la deuda - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Cada día del año que viene llegará a Hacienda un análisis de los mercados financieros nacionales e internacionales, cada semana llegará un informe de indicadores coyunturales, cada mes aterrizará un documento de seguimiento de ejecución presupuestaria y de manera puntual se irán analizando los cambios de leyes, los acuerdos del Consejo de Ministros, las novedades de la banca y toda noticia que pueda afectar a la economía y las finanzas de Castilla-La Mancha. 

Estas son algunas de las tareas que tendrá que hacer el nuevo servicio de asesoría y consultoría que ha adjudicado la Consejería de Hacienda para tener una ayuda externa para tomar las decisiones a la hora de gestionar el endeudamiento de la región. En el perfil de contratante de la Junta se ha publicado la adjudicación del contrato para 2022, que se lo ha llevado AFI Analistas Financieros por 30.000 euros (impuestos incluidos).

La licitación del contrato se sacó con un documento para justificar por qué necesita la Junta esta ayuda. «Resulta necesario contar con un equipo solvente de analistas externos independientes que presten asesoramiento financiero permanente que sirva de apoyo a la dirección financiera en la toma de decisiones», apuntan desde la Consejería. Justifican esta necesidad «dada la volatilidad de los mercados financieros», buscando así tener informes ágiles para saber cuáles son los «momentos óptimos» en los que los mercados financieros ofrecen las mejores condiciones para pedir préstamos y colocar la deuda a corto, medi o y largo plazo. 

Desde la Junta reconocen que le afecta la evolución de variables específicas como los tipos de interés, las cotizaciones de bonos o las primas de riesgo, pero también los factores externos de carácter político, económico o social que pueden afectar a los movimientos de los mercados financieros. 

objetivo: reducir costes. El objetivo de la Junta es claro: se trata de ahorrar y no meterse en la boca del lobo. Dicho de otra forma, el objetivo es «minimizar los riesgos del mercado del endeudamiento y reducir al mínimo posible los costes financieros». Por eso tendrán que estudiar también las operaciones de refinanciación de créditos y reestructuración de la cartera de deuda o calcular el valor de cancelar dichos instrumentos. 

Desde la Consejería de Hacienda esgrimen que estas actividades específicas de consultoría y asesoramiento «se realizan fundamentalmente en el sector privado» y añaden que estos servicios tan especializados «no se llevan a cabo en laAdministración, ya que no se dispone de los suficientes recursos y medios personales para ello». El pliego de condiciones técnicas especifica que AFI tendrá que poner a disposición de la Junta un equipo de cuatro profesionales. Habrá un  responsable del servicio, dos perfiles financiero senior (más de cinco años de experiencia) y uno junior (con un año mínimo). 

Los datos de deuda de Castilla-La Mancha bien merecen que la Junta los tenga presentes. Según los últimos datos publicados por el Banco de España la deuda pública de la región alcanza los 15.652 millones, una cifra que supera los presupuestos anuales de la Junta, que están por encima de los 12.000 millones. y que supone el 39,2 por ciento del PIB. En proporción con el PIB, solo la Comunidad Valenciana tiene un dato peor, con un 47,8 por ciento. En los presupuestos de 2022 la sección de deuda pública se llevará 2.478 millones. Solo en intereses se pagarán 112,7 millones, pero al menos son cincuenta millones menos que lo pagado este 2021.