scorecardresearch

El RNI se proclama vencedor de las legislativas marroquíes

Europa Press
-

Los islamistas sufren una gran debacle y pasan de 125 a 12 diputados. El primer ministro Othmani no logra su escaño en Rabat y se queda fuera de la Cámara de Representantes

El RNI se proclama vencedor de las legislativas marroquíes - Foto: EUROPA PRESS/CONTACTO/CHADI

Los resultados provisionales de las elecciones legislativas de Marruecos dan una victoria del partido Reagrupamiento Nacional Independiente (RNI) y su candidato, el actual ministro de Agricultura, Aziz Ajanuch, mientras que el partido que gobierna el país, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD) pasaría de 125 escaños a tan solo 12.

En torno a las 2.30 horas (hora local) el ministro del Interior de Marruecos, Abdelouafi Laftit, ha dado a conocer los resultados provisionales de estos comicios basados en el escrutinio del 96% de los votos, tal y como ha informado la agencia MAP.

El RNI sería el vencedor de las elecciones, con 97 de los asientos en juego y sumando 60 más que en 2016; a continuación se encuentra el Partido de la Autenticidad y Modernidad (PAM), que se haría con 82 escaños y se dejaría por el camino 40 diputados. Por su parte, el partido Istiqlal mejoraría los resultados de 2016 pasando de 46 a 78 escaños, al igual que la Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP), que sumaría quince diputados respecto a los anteriores comicios y se situaría en 35.

El Movimiento Popular (MP) lograría reafirmar sus resultados de 2016, cuando consiguió 27 asientos, logrando 26 diputados. El Partido del Progreso y el Socialismo (PPS) se haría con 20 plazas, dos más que el partido liberal conservador Unión Constitucional.

Pero más allá de la victoria provisional del RNI, el otro hecho más destacado de los comicios es para el PJD, actual partido de Gobierno en Marruecos y que pasaría de los 125 escaños de las elecciones de 2016, en las que aglutinó casi el 28% de los votos, a tan solo doce asientos en esta ocasión.

Incluso, el jefe de Gobierno saliente y secretario general de la formación, Saadeddine Othmani, se ha quedado fuera de la Cámara han no lograr su escaño en la circunscripción de Rabat-Oceano, una muestra más del fracaso del PJD, según informa Yabiladi.

Este resultado hace la que formación islamista protagonice una gran debacle e incluso registre unos resultados peores de los que avanzaban las encuestas más pesimistas. Por su parte, el conjunto del resto de formaciones que han logrado representación suman también un total de doce diputados.

 

Participación superior al 50%

La tasa de participación en la jornada electoral de Marruecos de este domingo ha alcanzado el 50,18% al cierre de los colegios, superando la cifra de los comicios de 2016, que no superó el 43%.

De este modo, más de la mitad de los 17 millones de marroquíes que se habían inscrito han hecho efectivo su voto y han participado en esta histórica jornada. Ya las primeras cifras de participación ofrecidas por el Ministerio del Interior apuntaban una mejor marca antes del mediodía que las pasadas elecciones, con un 12% en esta ocasión, porcentaje que hacía prever "una tasa de participación importante", según ha indicado esta tarde el primer ministro, Saadeddine Othmani.

Con respecto al desarrollo de la operación de votación, y con la excepción de algunos casos aislados en un número limitado de colegios electorales, el proceso se ha llevado a cabo en condiciones normales en todas las regiones del país, según ha informado en un comunicado el Ministerio del Interior y recoge el diario Le Matin.

La participación ciudadana en las urnas ha sido especialmente alta en el sur, donde hay regiones que rondan el 64%. Aunque, en el lado contrario, la participación más baja se ha dado en Casablanca, donde apenas se ha superado el 41%.

Para acercar las urnas a los votantes, se han configurado 40.628 mesas de electorales, supervisadas por alrededor de 4.000 oficinas centrales. Además, un total de 31 partidos políticos se han movilizado para participar en estos eventos.

 

Transparencia en el proceso electoral

En rueda de prensa, Laftit ha manifestado que la presencia de observadores nacionales e internacionales han "reforzado la transparencia del proceso electoral" y ha demostrado la "competencia que rige los resultados de las urnas".

De igual modo, ha puesto en valor el papel que ha jugado el Consejo Nacional de Derechos Humanos en "enmarcar el trabajo de los observadores", cuya presencia ha constituido un "valor agregado al resultado" y a quienes se les ha aportado toda la información relacionada con el desarrollo del proceso y todos los datos con el fin de "facilitar su trabajo".

De hecho, la Embajada de Estados Unidos en Marruecos ha felicitado al país magrebí por el "éxito en la organización de las elecciones", tal y como han trasladado en sus redes sociales.

"Nuestro compromiso compartido con el proceso democrático fortalece nuestra asociación de 200 años", ha añadido el ente norteamericano.

 

La cúpula del PJD dimite en bloque

La derrota electoral sufrida por el Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD) de Marruecos ha derivado este jueves en la dimisión de toda la cúpula de la formación, que asume ya que pasará a la oposición en una nueva legislatura previsiblemente dominada por la Agrupación Nacional Independiente (RNI) de Aziz Ajanuch.

El PJD aspiraba al que habría sido su tercer mandato al frente del Gobierno, pero ha terminado pasando de 125 escaños a apenas doce en la Cámara de Representantes. El número dos de la formación, Slimane el Omrani, ha considerado "ilógica" e "incomprensible", en la medida en que creía que la ciudadanía estaba más satisfecha con su capacidad de gestión, según Le Desk.

La cúpula del partido, sin embargo, ha acordado "asumir la derrota y sus consecuencias", por lo que tras una reunión ha anunciado en un comunicado su dimisión en bloque. La formación ha planteado una nueva reunión el sábado para analizar el camino a seguir, que contará en cualquier caso con un congreso extraordinario "lo antes posible", en palabras de El Omrani.

El ex primer ministro marroquí Abdelilá Benkirane ya había instado previamente a su sucesor y compañero, Saadeddine Othmani, a presentar su dimisión tras la "dolorosa" derrota.

"En estas condiciones difíciles, el secretario general (del partido) debe asumir sus responsabilidades y dimitir", ha reclamado el ex primer ministro, que en marzo de 2017 dio un paso atrás en favor del actual primer ministro tras su incapacidad para consensuar un Gobierno de coalición tras los comicios de octubre de 2016.