El año hidrológico acabará con algo de superávit en el Tajo

L.G.E.
-

La precipitación acumulada desde octubre de 2019 está en un 104% de los valores habituales para la cuenca. La del Segura presenta un dato mejor: 122%

El año hidrológico acabará con algo de superávit en el Tajo - Foto: Yolanda Lancha

No ha sido mal año de lluvias para la cuenca del Tajo. Es lo que dicen los datos de la Aemet, que apuntan a un nivel de precipitaciones acumuladas en este año hidrológico del 104% de los valores habituales (hay que recordar que la media sería quedarse en el 100%, así que si está por encima se puede considerar como un año algo más húmedo). Es muy probable, por tanto, que se termine el año hidrológico con superávit. Hay que recordar que el año hidrológico empieza el 1 de octubre y acaba el 30 de septiembre, en diez días.
Coincidiendo con la llegada del otoño (que ya es mañana) la delegada de la Aemet en Castilla-La Mancha, Paloma Castro, ha presentado los datos de lluvias acumuladas en las principales cuencas de la región. Los datos son positivos para el Tajo, aunque lo son más para el Júcar con un 121% y para el Segura, con un 122%. El Guadiana, en cambio, está en situación deficitaria.
Sin embargo, hay nubarrones en el horizonte... y no de lluvia. Castro contó que este verano la estación de Molina de Aragón ha registrado unos valores más secos que los habituales en esa zona, que es clave para aportar agua al Tajo. Los valores habituales llegarían a 91,1 litros por metro cuadrado, pero este año se han quedado en 72.
«En Molina de Aragón la manera de llover no ha sido persistente, sino a modo torrencial, de tormenta», explica Castro. Eso se nota a la hora de acumular el agua que cae y lo podría notar también el río. «Es una pena que el verano haya sido seco en Molina de Aragón, el Alto Tajo no está tan abastecido como querríamos», apuntó. Sin embargo, matizó que no se puede hablar de una «sequía notable o generalizada».
Habrá que ver cómo evoluciona la cosa en otoño. La predicción estacional de la Aemet apunta a que será más seco que lo habitual con un cálculo de probabilidad del 50%. Y es algo que pronostica también para el conjunto del país y buena parte de Europa.