Los aficionados esperaron turno para los abonos especiales

A.D.
-

La empresa del coso albacetense destina una parte a jubilados, parados y jóvenes menores de 28 años

Los aficionados, algunos con silla, esperan su turno en la plaza de toros. - Foto: Rubén Serrallé

El de ayer fue otro día importante para los taurinos. La empresa que gestiona el coso albacetense, Taurino Manchega 2, puso a la venta los 63 abonos, de los 1035 que hay, destinados a jubilados, parados y menores de 28 años, lo que llevó a que ya desde el lunes hubiese aficionados pendientes de estos abonos especiales y desde luego, desde primeras horas del martes el interés era muy importante. Para organizar esta retirada de abonos, que nos de podía hacer vía internet, sólo de forma presencial, en la plaza de toros, los propios aficionados se organizaron, repartiendo números,   con la atención de la empresa que gestiona el coso, para que do transcurriese por los cauces adecuados, aunque siempre hay alguna queja, de alguien a quien «se le pasa el número», que tiene que volver a hacer esa cola de nuevo y, desde luego, se retiraron todos estos abonos especiales. 
Así, Cristina del Pino comentó a La Tribuna de Albacete que «estamos esperando para ver si conseguimos los abonos, porque tengo dos hijos gemelos, de 15 años, que lo quieren para venir todas las tardes, son taurinos totales. El ambiente, me gusta, lo que pasa es que sólo hay 63 abonos y no se puede hacer la compra online, hay que hacerlo de forma presencial y aquí estamos».
Feliciana Peñaranda, por su parte, decía que «estoy aquí  para ver si consigo uno de los abonos de 48 euros, porque estoy en paro ahora mismo y me gustaría. Nos han dicho que hay 63, pero aquí hay mucha gente y no sé si llegaré. Desde luego me gustan mucho los toros, todos los carteles de la Feria, en general son interesantes, ahora los del día 10 y el del 16, me interesan especialmente, pero no son malos los demás».
Herminia Sánchez reconocía que «estamos en la cola esta mañana, esperando para ver si tengo la suerte de conseguir un abono de parado, de esos 63 que hay».
Decía esta aficionada que «hay varias corridas del ciclo que me gustan, la del día 14, la del 16, la del 17 o la del 8 y, si no hay suerte con el abono especial, lo intentaremos con las entradas sueltas, porque todos los años saco, lo que pasa es que este año estoy parada y no tengo tanto dinero, claro, hay que elegir los días que venimos».
Sin duda, estos aficionados estaban perfectamente organizados para esperar estos abonos, incluso algunos con sus sillas plegables para hacer esa espera más cómoda».
Manuel Santiago es uno de esos aficionados que confesaba que «desde las dos de la mañana llevo aquí, esperando conseguir un abono especial, de esos 63 que se ponen a la venta, de los algo más de 1.000 que hay en la plaza».
(Más información en la ediciónimpresa)