Los partidos reajustan sus estrategias

EFE
-

Los resultados de las elecciones generales condicionan la 'hoja de ruta' de las formaciones, con una derecha que pugna por encontrar su sitio y Podemos empeñado en entrar en el Gobierno

Los líderes del PP, Ciudadanos y Podemos no han bajado la guardia en esta semana a medio gas, en la que han adelantado las propuestas que plantearán al presidente, Pedro Sánchez, en la ronda de contactos que mantendrán con él y han dado pistas de su estrategia para la campaña electoral del 26-M que arranca la próxima semana.
El dirigente popular, Pablo Casado, aprovechó los actos conmemorativos del 2 de mayo, día de la Comunidad de Madrid, para reivindicar su papel como líder de la oposición del centroderecha y relegó así a un segundo plano a Ciudadanos y Vox, y refutó que esas dos formaciones constituyan, junto al PP, las «tres derechas».
En una cosa coincidió en esta jornada con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y fue en la crítica, a través de Twitter este último, de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, haya enviado a Bruselas una propuesta económica que incluye una subida de impuestos de 26.000 millones de euros. Al respecto, aseguraron que el dirigente socialista vuelva a mentir a los españoles en el tema de los impuestos.
Los partidos reajustan sus estrategias Los partidos reajustan sus estrategias - Foto: Chema MoyaSolo dos días después de las elecciones, llega «el sablazo y la confirmación de que volvió a mentir», señala en ese texto que acompaña de un vídeo que recoge el momento del último debate electoral en el que el presidente del Gobierno negaba su intención de un alza impositiva.
«Son más de 20.000 millones de sablazo, así es que yo les pido a los españoles que se agarren la cartera porque vienen curvas fiscales y porque los socialistas la mejor receta que tienen siempre es subir impuestos a la clase media trabajadora», alertaba también el candidato de Cs por Madrid, Ignacio Aguado.
Desde Unidas Podemos, el líder de la formación, Pablo Iglesias, se adelantaba ya el pasado miércoles, al anunciar su intención de pactar un Gabinete de coalición con el PSOE, pese a que el Ejecutivo ha dejado clara en varias ocasiones su intención de gobernar en solitario.
Según Iglesias, es «imprescindible» un Gobierno de coalición, entre otras razones, para garantizar la estabilidad porque «el PSOE tiene menos diputados que las tres derechas, y solo si nos ponemos de acuerdo, aseguraremos una mayoría parlamentaria frente a ellas».
Además, agregó, si no hubiera esa coalición, «como ha ocurrido siempre en la historia de España, el PSOE se pondría de acuerdo con la derecha en las cuestiones de economía».
Estos son los mensajes que Iglesias trasladará al presidente en funciones en la ronda de contactos que Sánchez ha convocado para el lunes y martes próximos con los representantes del PP, Ciudadanos y Unidas Podemos.
De cara a esos encuentros, «esperamos que el PSOE no esté negociando una investidura o un Gobierno con la derecha», indicó el líder de la formación morada.
Según fuentes de Moncloa, el primero de esos contactos «para analizar la situación política tras las elecciones del 28 de abril» se celebrará entre Sánchez y Casado el lunes 6, mientras que el martes 7 recibirá a Rivera e Iglesias.
Vox se ha quedado fuera de esa convocatoria, lo que ha llevado a su líder, Santiago Abascal, a criticar al dirigente nacional en funciones en un tuit, en el que afirma que «todos hablarán de cómo frenar a Vox, que ya es la única alternativa a su chiringuito progre». Habrá que ver cómo se defienden en el Congreso.