Los equipos de Netanyahu y Gantz se reúnen para negociar

Europa Press
-

Ambos líderes no tienen poder suficiente para formar gobierno por sí mismos, por lo que se ven abocados a pactar la coalición. El principal escollo para el acuerdo es la alianza que el aún primer ministro firmó con el bloque de derecha

Benny Gantz y Benjamin Netanyahu se estrechan las manos en la residencia oficial del presidente israelí, Reuven Rivlin - Foto: EFE

Los equipos del primer ministro saliente de Israel, Benjamin Netanyahu, y del líder opositor, Benny Gantz, se han reunido hoy como parte de los esfuerzos de ambos partidos de formar un gobierno de coalición tras quedar prácticamente empatados en las elecciones del pasado 17 de septiembre. 
Netanyahu, líder del partido conservador Likud, fue la segunda opción más votada, por detrás del partido Azul y Blanco de Gantz, con 31 y 33 escaños respectivamente, por lo que ninguna de las dos formaciones tiene opciones claras de formar gobierno. 
El presidente israelí, Reuven Rivlin, les reunió ayer por la tarde en su residencia oficial, primero en una reunión a tres y después dejando a Netanyahu y Gantz solos. Tras ello, ambos acordaron volver a verse hoy y mañana. 
De cara a la cita de esta tarde, representantes del Likud, encabezados por el ministro de Turismo, Yariv Levin, y de Blanco y Azul, capitaneados por Yoram Turbowicz, se han reunido esta mañana durante hora y media en un "buen ambiente", de acuerdo con el comunicado conjunto, recogido por Times of Israel
El principal escollo para estas negociaciones es el acuerdo que Netanyahu firmó con sus aliados del bloque de derecha, en el que se compromete a incluirlos en cualquier pacto de gobierno, y de los que Gantz quiere prescindir. 
"Nos adherimos y creemos en la unidad del bloque (de derecha) con el primer ministro. También vemos en los resultados de las elecciones que debemos unir fuerzas para establecer un gobierno de unidad con partidos de la izquierda", ha dicho Ayelet Shaked, de Yamina, uno de los socios de Netanyahu. 
De acuerdo con el comunicado emitido por el Likud tras la reunión de ayer, Netanyahu le transmitió a Gantz que hablaba en nombre de "todo el campo nacionalista". "Sigo comprometido con lo que os prometió", les dijo a sus aliados en una conversación telefónica. 
Además, Gantz insistió en que los israelíes votaron por "cambio" que quiere materializar arrebatando a Netanyahu el cargo de primer ministro. "La gente eligió cambio y no tenemos intención de renunciar al liderazgo" de la coalición de gobierno, afirmó en un comunicado de Azul y Blanco. 
Según la prensa israelí, Rivlin, que volverá a reunirse con Netanyahu y Gantz mañana por la noche, les propondrá un gobierno de coalición con un primer ministro rotatorio, de modo que los dos puedan dirigir el Ejecutivo en algún momento.