Los Comunes impiden un Brexit duro y elecciones anticipadas

Agencias
-

Johnson lamenta que los diputados "aplasten" su margen negociador y pierde también la opción de adelantar los comicios. La Cámara de los Lores debe debatir la iniciativa de obligar al 'premier' a solicitar una prórroga a Europa

Los Comunes aprueban la ley para bloquear un Brexit 'duro' - Foto: NEIL HALL

La Cámara de los Comunes ha aprobado por amplia mayoría la ley que obligaría al Gobierno de Boris Johnson a evitar una salida sin acuerdo de la UE, después de que en el debate de enmiendas se haya introducido un cambio que permitiría someter de nuevo a votación el pacto que negoció en su día el Ejecutivo de Theresa May. 
Los diputados han dado el visto bueno definitivo a la norma con 327 votos a favor y 299 en contra, por lo que el texto pasa ahora a manos de la Cámara de los Lores, donde se iniciará mañana el debate relativo a esta iniciativa. Si hay cambios, volverá de nuevo a los Comunes. 
La ley, respaldada por la oposición y por más de una veintena de tories rebeldes, obligaría a Johnson a solicitar una prórroga del Brexit a la UE si antes del 19 de octubre no logra la ratificación de algún acuerdo o un permiso expreso del Parlamento para sacar a Reino Unido del bloque sin ningún tipo de pacto de por medio. El Gobierno considera que estos requisitos limitan su margen negociador. 
Los diputados se han pronunciado hoy también sobre una batería de enmiendas al texto que han dado pie a una situación de incertidumbre, después de que saliese adelante contra pronóstico un cambio que permitirá volver a votar el acuerdo negociado por May, el mismo que Johnson ha abogado por renegociar en reiteradas ocasiones. Según la BBC, la enmienda ha sido aprobada por aclamación por la ausencia de voces discrepantes, lo que algunos medios han considerado un error táctico del Gobierno.

 

No a las elecciones anticipadas

Los Comunes también han rechazado la moción presentada por el Gobierno para solicitar la convocatoria de elecciones anticipadas el próximo 15 de octubre.
Para que la moción del Gobierno saliese adelante, era necesario que al menos 434 diputados -dos terceras partes de la cámara- la apoyasen. Sin embargo, se ha saldado con 298 votos a favor y 56 en contra, en un escenario marcado por la abstención de gran parte de los legisladores. 
Johnson, partidario de sacar a Reino Unido de la UE el 31 de octubre cueste lo que cueste, había ofrecido las elecciones como plan B frente de las críticas de la oposición y de un grupo de disidentes tories. Sin embargo, no ha logrado convencer a quienes prefieren aplazar dicha cita hasta que se apruebe definitivamente la ley con la que evitar un Brexit sin acuerdo. 
El primer ministro considera que dicha ley supone una "rendición" ante Bruselas y limita el margen de negociación de Londres, si bien es cierto que el plan de Johnson de reabrir el actual Acuerdo de Retirada ya ha sido descartado en reiteradas ocasiones por las autoridades europeas, que solo estarían abiertas a discutir la declaración política sobre las relaciones futuras entre las dos partes. 

 

Johnson reta a Corbyn

Tras su tercera derrota parlamentaria consecutiva, Johnson ha afeado su postura al líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, a quien ha descrito como "el primer líder de la oposición en la historia democrática del país que rechaza una invitación a las elecciones". A su juicio, este rechazo se debe a que "no cree que pueda ganar", si bien ha instado a Corbyn a "reflexionar" de nuevo sobre la propuesta. 
Corbyn ha apuntado durante esta larga jornada parlamentaria que, si bien no se opone a la convocatoria electoral, antes debe haber garantías formales de que no habrá en ningún caso un divorcio abrupto entre Londres y Bruselas, lo que pasa al menos por esperar la promulgación de la ley que está en plena tramitación. 
La líder del Partido Liberal Demócrata, Jo Swinson, ha asegurado tras la votación en un comunicado que su formación "no puede dejar que Boris Johnson utilice unas elecciones para levar al país a un peligroso Brexit sin acuerdo que no apoyan ni la ciudadanía ni sus representantes", según la BBC
Swinson ha señalado que los liberaldemócratas desean de hecho la "oportunidad" de medirse con el resto de partidos en unas elecciones, pero ha insistido en que no apoyarán ninguna iniciativa a este respecto "hasta que no se haya extendido el artículo 50", en alusión al apartado del Tratado de Lisboa que da pie a la separación de Reino Unido de la UE.