scorecardresearch
Editorial

Comienza 2022, un año para recuperar la normalidad

-

Acabamos de arrancar 2022, un año del que todos esperamos mucho y si puede ser todo bueno. No es un año normal porque desde que con el maldito 2020 nos llegara con una pandemia jamás imaginada y de que en 2021 siguiéramos atascados en ella, del nuevo año esperamos grandes cosas, la primera de ellas, sin duda, es la finalización de esta plaga vírica que ha cambiado nuestras vidas.

El principal objetivo de un periódico es transmitir noticias a los ciudadanos y todos los que nos dedicamos al periodismo estamos deseando que el gran titular del año sea el del adiós al Covid-19, dejar de publicar día a día las cifras de contagiados, hospitalizados y fallecidos. Nuestra obligación es contar las cosas y por desgracia en los dos últimos años el coronavirus ha sido el gran protagonista en nuestras páginas.

Albacete no ha sido una excepción en este sentido y tras ser una de las provincias más castigadas en el inicio de la pandemia, durante el año que acabamos de cerrar los contagios han seguido subiendo, superando los 30.000. 2021 fue un año de vaivenes en la lucha contra el virus, con una tercera ola que obligó a poner a la ciudad en Fase 3 en las anteriores fiestas navideñas y con otras fases en las que tanto la provincia como la capital en cifras de nueva normalidad.

Una lucha contra el virus que se ha recrudecido en el último mes del año con la llegada de la variante Ómicron, muy contagiosa, pero con síntomas más leves, la menos entre las personas vacunadas. Esto ha provocado de nuevo la saturación de nuestro sistema sanitario, sobre todo de la Atención Primaria, algo que se podía haber previsto porque, por desgracia, ya tenemos experiencia en este tema y no debería habernos sorprendido esta nueva ola.

Afortunadamente las vacunas están funcionando. Un año que estuvo lleno de incertidumbre alrededor de los efectos que podía provocar al no estar lo suficientemente testadas, pero lo que es evidente es que la ciencia, una vez más, nos ha vuelto a salvar. Los ingresos hospitalarios son menores a pesar del incremento de casos y eso sin duda el gran triunfo de las vacunas y del plan de vacunación que se está llevando a cabo.

En la provincia ya se han puesto más de 800.000 dosis, es decir, que el 95% de la población albacetense ya tiene la pauta completa, cifras impensables en cualquier campaña de vacunación de otras enfermedades. Ahora llegan las terceras dosis, las llamadas de refuerzo y las de los menores de 12 años y afortunadamente la mayoría de los ciudadanos están concienciados de que la única manera de ganar a batalla al Covid-19 es a través de las vacunas y de la prevención. A ver sin en este 2022, año de la esperanza, podemos volver a la más absoluta normalidad.