Avanza el proyecto de regadíos sociales en Alcadozo

A.G
-

La Confederación Hidrográfica del Segura publicó el proyecto, que incluye 756 hectáreas y beneficiará a 68 agricultores

Imagen de una reunión reciente entre representantes del Ayuntamiento y la Confederación Hidrográfica del Segura. - Foto: CHS

El proyecto de concesión de regadíos sociales en el término municipal de Alcadozo avanza a buen ritmo. Ayer se dio otro paso importante, con la publicación por parte de la Confederación Hidrográfica del Segura del expediente de concesión de aguas subterráneas, trámite que abre ahora el plazo de un mes para exposición pública y alegaciones, antes de que el organismo de cuenca continúe las gestiones. 
Según recoge el anuncio en el Boletín Oficial de la Provincia, la petición tramitada consiste en extraer un volumen máximo de 2.706.148 metros cúbicos al año del acuífero Alcadozo, a través de dos sondeos, para el riego agrícola de 767 hectáreas. La Confederación acredita también que el proyecto cumple con las limitaciones establecidas en el Plan Hidrológico del Segura y las características bajo las que se autorizan regadíos sociales: «superficie inferior a 1.000 hectáreas», «que permita la fijación de la población» y «que hayan sido declarados regadíos de interés general estatal o autonómico por la legislación vigente».
El Ayuntamiento, por su parte, continúa con sus gestiones y ha convocado una reunión con los agricultores mañana viernes a las 20 horas, en la que se informará del estado de tramitación y de los próximos pasos que deberán dar para contar con ese anhelado proyecto. El alcalde, Ángel Alfaro, confirmó además que se van a solicitar las ayudas convocadas por la Junta para las obras de transformación de secano en regadío.
Alfaro quiso ayer mostrar su agradecimiento a la Confederación Hidrográfica del Segura, «por escucharnos», y la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha, «por abrirnos las puertas y colaborar» con «una reivindicación de hace tiempo, que está avanzando con paso firme». El regidor detallaba además que ya se dieron los pasos necesarios para constituir una sociedad agraria de transformación (SAT), compuesta por 68 agricultores, cuyos terrenos serán los que se beneficien de los nuevos riegos. También recordó su convecimiento de que la iniciativa puede ser «muy positiva» para el municipio, «ya que entendemos que será una fuente de ingresos, de posible creación de empleo y, por tanto, ayudará a fijar población».

(Más información en edición impresa)