En prisión cinco de los arrestados en la operación antidroga

Josechu Guillamón
-
Varios policías nacionales han reforzado la seguridad del Palacio de Justicia. - Foto: Arturo Pérez

Otros 10 detenidos, a los que también se les imputa un delito de tráfico de estupefacientes, fueron puestos en libertad, con la obligación de acudir al juzgado los días 1 y 15 de cada mes

La titular del Juzgado de Instrucción 2 de la capital ha enviado a prisión a cinco de los detenidos en la operación antidroga iniciada el pasado martes en el barrio de La Milagrosa, y ha dejado en libertad provisional a otros 10, tras tomarles declaración.

Los 15 arrestados han pasado a disposición judicial durante la mañana, por lo que han sido trasladados al Palacio de Justicia escoltados por agentes de la Policía Nacional.

Como la juez debía decidir si los dejaba en libertad o los enviaba a prisión, muchos de los familiares se han agrupado desde por la mañana en los alrededores del Palacio de Justicia, con la esperanza de que los detenidos quedaran libres. Ante la gran concentración de personas en las inmediaciones de los juzgados, se ha reforzado la seguridad de los mismos, con agentes de la Policía Nacional, que han permanecido durante horas en las puertas del edificio de la calle San Agustín, para evitar que se produjeran altercados.

Debido al importante número implicados en la operación y a la importancia de la misma, las declaraciones de los investigados se han alargado durante horas y con cuentagotas, 10 de los detenidos han sido puestos en libertad, algo que se celebraba en la calle, entre abrazos de los familiares. Sin embargo, a las 10 personas puestas en libertad se les imputa un delito de tráfico de drogas, por lo que tendrán que comparecer los días 1 y 15 de cada mes en el juzgado.

A los cinco detenidos enviados a prisión también se les imputa el mismo delito.

Hay que recordar que durante la jornada del jueves la Policía Nacional también puso en libertad a varios de los detenidos, sin necesidad de que pasaran a disposición judicial, lo que no implica que no hayan cometido ningún delito, pero si que su implicación en el tráfico de estupefacientes es menor.