Avanza el freno a las inundaciones en la Puerta de Valencia

M.O
-

A punto de cumplirse un año del episodio más grave vivido en esta parte de la ciudad por la lluvia, las actuaciones a acometer están próximas a presentarse

Avanza el freno a las inundaciones en la Puerta de Valencia - Foto: José Miguel Esparcia

Pocos días quedan para que se cumpla un año de las inundaciones más graves ocurridas en la zona de la Puerta de Valencia y el barrio de Medicina en la ciudad, inundaciones provocadas tras la llegada de agua de lluvia caída en la zona de Chinchilla pocas horas antes, y que afectaron a sótanos, trasteros, garajes, calles enteras que quedaron cortadas por el agua, así como a parcelas y algunas empresas de esta parte de la ciudad. La situación de la orografía en esta zona, ya advertida en diversos informes antes por el servicio de Bomberos, fue la responsable de traer a la ciudad toda esa cantidad de agua, de ahí que nada más ocurrir las administraciones anunciaran trabajar en el proyecto que solucione el problema, un trabajo conjunto que implica a la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), el Ministerio de Fomento y la administración local. 
Después de casi un año, fuentes autorizadas de la Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha explicaron ayer a La Tribuna que habrá novedades pronto, previsiblemente antes de que acabe el año. Indicaron que el proyecto de obras a acometer «está muy avanzado», y que esas actuaciones en la zona se presentarán «próximamente», en el inicio del otoño, aunque no trasciende por ahora el detalle de esas obras. 
OTROS EPISODIOS. Las fuertes lluvias de hace un año que derivaron en la inundación de esta parte de la ciudad tuvieron réplicas también esta primavera. En abril pasado, tras uno de esos nuevos episodios de inundaciones, el alcalde entonces de la ciudad, Manuel Serrano, pedía agilidad al Gobierno de España y a la Confederación Hidrográfica para realizar las obras que se necesiten. Aludió entonces el regidor a que los estudios se orientaban a hacer balsas de laminación antes de los cruces de las autovías para hacer perforaciones y devolver el agua al acuífero. 

Más información en edición impresa