Condenan a un individuo por celebrar su boda y no pagarla

J.G.
-

La defensa alcanzó un acuerdo con el Ministerio Público, que rebajó su petición de pena inicial de un año y tres meses de cárcel a nueve meses de prisión, a los que fue condenado

La vista se celebró en el Juzgado de lo Penal 1. - Foto: Rubén Serrallé

Pagar una boda siempre supone una buena inversión económica para los novios y en muchos casos también para los padres de los cónyuges, aunque a veces hay excepciones, es el caso del individuo que se sentó ayer en el banquillo de los acusados del Juzgado de lo Penal 1, que pensó que podía celebrar un banquete con la familia y los amigos, sin gastar un euro. 
Sin embargo, al final no sólo ha tenido que pagar el convite, sino que además ha sido condenado a nueve meses de prisión, como responsable de un delito de estafa.
La condena se produjo ayer en el mismo acto del juicio, después de que el procesado reconociera que había concertado la celebración de su enlace matrimonial con el propietario de un restaurante de Villarrobledo y se hubiera ido sin pagar. La confesión se produjo gracias al acuerdo alcanzado entre su letrada, Ana María Hernán Moreno y el Ministerio Público, que permitió que la fiscal rebajara su pena inicial de un año y tres meses de prisión.
Reparación del daño. Cabe señalar que la fiscal rebajó su pena no sólo por la confesión de los hechos realizada por parte del procesado, sino porque tuvo en cuenta la atenuante de reparación del daño, ya que según explicó el propio denunciante el acusado le devolvió el dinero estafado el pasado lunes.
Debido a que la pena era inferior a los dos años de prisión, a que el acusado carece de antecedentes penales y a que ha devuelto todo el dinero estafado a la víctima, como la misma confirmó en la vista, se acordó la suspensión de la pena, con lo que el procesado no ingresará en prisión si no delinque en un periodo de dos años.

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA