La gripe deja de ser epidemia tras cobrarse 31 muertes

T.R
-

La infección vírica provocó esta temporada más de 250 ingresos hospitalarios, la mayoría de personas mayores

Una enfermera vacuna a una mujer frente al virus de la gripe. - Foto: Tomás Fernández de Moya

En la semana 10 de este año -la que transcurrió entre el 4 y el 10 de este mes- ha finalizado el período epidémico de esta temporada de gripe 2018-2019, con una tasa de incidencia en la provincia de Albacete de 37,5 casos por 100.000 habitantes, superior a la media regional, que fue de 30,7 afectados por 100.000 habitantes, pero inferior a la registrada en el ámbito nacional que se situó en los 41,5 casos por 100.000 habitantes.
Durante toda la temporada epidémico en la que el virus ha permanecido activo el número de ingresos hospitalarios en el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete (CHUA) de pacientes con comorbilidades asociadas, es decir, patologías crónicas de base y generalmente personas mayores de 65 años se situó en los 250, aunque todavía faltan por depurar algunos datos por parte del Servicio de Medicina Preventiva que podrían hacer modificar sensiblemente los casos graves de gripe en la provincia que precisaron hospitalización, una cifra que en la temporada pasada 2017-2018 llegó a los 422 pacientes. La responsables de este Servicio, la doctora Máxima Lizán, indicó que contraer la gripe para pacientes que tienen comorbilidades supone un desequilibrio de sus procesos de salud importante, e incluso la muerte, como ha ocurrido en el caso de los 31 fallecidos de esta temporada.
Fue en la semana dos del año cuando la gripe llegó a epidemia en la provincia de Albacete con una  tasa de 74,8 casos. La gripe alcanzó su momento más álgido en la provincia en la semana cuarta del año, la de finales de enero, con 344,7 casos por 100.000 de población, hasta que en la semana sexta inició su descenso progresivo.
De las detecciones centinelas notificadas desde el inicio de la temporada hasta ahora en el 99,8% de los casos a nivel nacional el virus circulante ha sido el de la gripe A (H3N2).

(Más información en edición impresa).