La Guardia Civil cree que el móvil podría ser la droga

Josechu Guillamón
-

Los miembros de la Benemérita creen que la versión de uno de los procesados es verosímil, mientras que la del otro fue sospechosa y con muchas contradicciones

Imagen de los dos acusados (últimos por la derecha) junto a sus respectivos letrados, en un momento del juicio. - Foto: J.G.

La Guardia Civil cree que el móvil del crimen del ciudadano marroquí, que apareció muerto en una calle de Villarrobledo el 21 de diciembre del 2014, podría ser una deuda de drogas. 
Así lo aseguró ayer el que fuera capitán jefe de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial, en la segunda sesión del juicio, que se está celebrando en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial, contra dos hombres para los que la acusación particular pide 15 años de cárcel, al considerarlos presuntos autores de un delito de homicidio. 
Al oficial de la Benemérita le resultó muy sospechoso que la documentación del fallecido apareciera oculta en el calentador de la casa del acusado de nacionalidad paraguaya, E.R.B. «Pensamos que era un tema de drogas porque apareció la documentación del fallecido escondida. Creemos que (E.R.B.) tenía oculta su documentación por un móvil económico o de transacción de drogas». 
En este sentido aclaró que puede que el fallecido le debiera dinero de las drogas a E.R.B. y que por eso le habría dejado su N.I.E., como garantía de que iba a saldar su deuda. 

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA