Leer en un club

I.M.
-

Sólo en la Biblioteca Pública del Estado funcionan 28 clubes de lectura, entre infantiles, adultos, idiomas y Bebeteca. Nuevos son tres, uno de ellos de inglés

Los clubes de lectura vuelven a la Biblioteca Pública del Estado en la capital, tras el paréntesis del verano. La semana pasada se hizo el sorteo para entrar en los clubes gestionados por la propia BPE y para la Bebeteca elevándose a 654 los albacetenses que optaron a hacerse con una de las 370 plazas que se ofertaban, 90 para la Bebeteca y el resto, 280 , a repartir entre los clubes de lectura de adultos, infantiles e idiomas. 
No obstante, como apunta el director de la citada BPE, Juan Manuel de la Cruz, a los ‘made in’, por expresarlo de alguna forma,  de esta Biblioteca, hay que sumar aquellos otros clubes que siendo gestionados por otra entidad o asociación, o bien se celebran en  esta biblioteca y se nutren de sus fondos,  o bien su lugar de celebración o de reunión es otro diferente a la calle San José de Calasanz, número 14, pero igualmente hacen uso de sus libros. No en vano, el número de lotes disponible de libros que se tiene, apunta de la Cruz, para su uso por  los clubes de  lectura es de 563, lo cual, en ejemplares se traducen en 12.157.
Los clubes de lectura que funcionan en la Biblioteca son 28, incluidos, los tres que se organizan al amparo de la Bebeteca. La mayoría de estos clubes vienen de atrás, otros, por contra, son nuevos, tratándose en concreto de tres. Nuevos son uno más de inglés, en este caso, correspondiente a un nivel intermedio, uno radiofónico  con un libro por mes para comentar  siendo el primero, Largo pétalo de mar de Isabel Allende, y ‘El Trovador de sueños’ y en el que  habrá lectura pero también se dará a sus asistentes la posibilidad de crear poesía. Carente de profesor, va a ser ese lugar, en «donde unos aprende de otros», dice de la Cruz .
El nuevo club de lectura en inglés se suma a los tres de idiomas que vienen ya funcionando y que son, como es conocido, uno de inglés avanzado, otro de francés y otro de italiano y que son impartidos por Peter Benjamín, Thierry Mazurier y María Carmen Atiénzar, respectivamente. Luego están, por un lado, los clubes de lectura infantiles, un total de cinco y todos ellos organizados por la Biblioteca, correspondiendo cada uno de ellos a una franja de edad determinada, y que van desde los tres hasta más de 12 años, y, por otro,  los de adultos. Dentro de los adultos, están, como se ha mencionado, tanto los que gestionan otros pero que se reúnen en la BPE  como los clubes de lectura propios.  Dentro de los primeros, por  mencionar algunos, están  los organizados por el Sescam o  Asprona,  por asociaciones como  Aluex o Talitha o por grupos de lectores como los conocidos Doctor Fleming y Tertulia y que ya han cumplido 19 años de existencia. Y   entre los segundos están,  por mencionar algunos, el africano Baobab, con Alejandra Guarinos  a su frente y que en su día fue pionero a nivel nacional en lo que son las bibliotecas; Rosae, un club más convencional, y el titulado ‘Nos pondremos en contacto contigo’, un club formado fundamentalmente por gente joven y en el que la creación de cada uno juega un papel fundamental. Más de uno empezará a funcionar hoy y los hay tanto con reuniones semanales como quincenales, tal y como es el caso de los infantiles, los de idiomas o los de la  propia Bebeteca. No obstante, se puede decir que no hay un día laborable en la semana en el que no se reúna un club de lectura dándose incluso a veces la circunstancia de que en una misma jornada a lo largo de la BPE se pueden juntar  reuniones de hasta tres clubes de lectura distintos. Los libros los facilita la BPE, siendo los clásicos, los que más tirón tienen entre estos clubes.
(Más información en la edición impresa)