scorecardresearch

Mandan a la cárcel a un estafador que actuó en Albacete

Josechu Guillamón
-

El arrestado, que fue detenido en una discoteca de Madrid gracias a la colaboración ciudadana y que es conocido como Lupín, en su época más activa estafaba más de 300.000 euros al mes

Imagen de la detención de Lupín en el año 2019. - Foto: G. C.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron en Madrid a un individuo considerado como el mayor ciberestafador de la historia de España, que estaba reclamado por los juzgados de Albacete y que ayer fue enviado a prisión por el Juzgado de Instrucción número 50 de Madrid.

 Según han revelado fuentes de la Policía Nacional a La Tribuna de Albacete, la detención de J.A.F., conocido como Lupín, se produjo en la madrugada del pasado 8 de enero, en una discoteca del distrito centro de Madrid.

El ciberestafador estaba reclamado por diversos juzgados del territorio nacional.

Los hechos ocurrieron en torno a las seis de la madrugada, cuando los agentes localizaron al varón en local de ocio nocturno de la calle Toledo de Madrid. Después de que los agentes verificaron su identidad, comprobaron que le constaban en vigor ocho reclamaciones judiciales por estafa, emitidas por juzgados de Albacete, Guadalajara, Ponferrada, Elche, Cádiz y Madrid, por lo que fue inmediatamente detenido.

Además tras practicarle un cacheo superficial se le localizaron casi 12.000 euros en efectivo. La detención fue posible gracias a que lo reconoció un cliente, que lo había visto en medios de comunicación y fue el que llamó a la Policía. Ya el domingo 9 de enero pasó a disposición judicial. 

Audiencia Nacional. El detenido, J.A.F., es un ciudadano español de 25 años, con múltiples antecedentes. A pesar de estar reclamado por varios juzgados españoles como los de Albacete, lo cierto que la mayor cuenta pendiente con la justicia, la tiene con la Audiencia Nacional, como señalaban fuentes de la Guardia Civil que lo detuvo a mediados de 2019 por múltiples estafas a través de Internet.

 Aunque inicialmente el caso quedó en manos de un Juzgado de 1ª instancia e instrucción número 4 de Requena, se decidió dejar el procedimiento en manos de la Audiencia Nacional debido a la gran cantidad de denuncias que comenzaron a aparecer, tras su arresto.

La Audiencia Nacional lo mantuvo en prisión durante más de un año, tras lo cual acordó su puesta en libertad con medidas cautelares, a la espera de que se celebrase el juicio, que aún no se ha llevado a cabo, y en el que también se sentará en el banquillo un informático colaborador suyo de La Roda, que fue detenido en esa misma operación de 2019.

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete https://latribunadealbacete.promecal.es