Puigdemont: "La sentencia confirma la vía de la represión"

Agencias
-

El expresidente hace un llamamiento a la movilización no violenta de la población tras conocerse el fallo judicial del procés e insta a convertir las elecciones generales del 10 de noviembre en "una respuesta de rechazo, dignidad y firmeza"

El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, ha afirmado hoy que la sentencia del Tribunal Supremo que condena a prisión a los líderes del procés confirma una estrategia de "represión" y "venganza".
"La sentencia del Tribunal Supremo contra miembros del Gobierno, el Parlamento y las entidades sociales más importantes de Cataluña, confirman la estrategia de la represión y la venganza contra todos los ciudadanos y ciudadanas que han buscado la vía de la democracia para hacer posible su voluntad", ha dicho Puigdemont en una rueda de prensa en Bruselas, acompañado por los exconsejeros catalanes también huidos en Bélgica Toni Comín, Lluis Puig y Meritxell Serret.
La sentencia, ha asegurado, "condena a más de dos millones de personas que hicieron posible el referendo de autodeterminación del 1 de octubre de 2017", declarado ilegal por la justicia española.
Puigdemont: Puigdemont: "La sentencia confirma la represión y venganza" - Foto: FRANCOIS LENOIRAdemás, el expresidente ha hecho un llamamiento a la movilización no violenta tras conocerse la sentencia del Tribunal Supremo. A su juicio, "queda más reforzada que nunca la necesidad de vivir en un país verdaderamente libre". "Tenemos que movilizarnos y tenemos que hacer sentir nuestra voz. Hay muchas formas y todas tienen que ser democráticas y no violentas", ha expresado. "Hay que responder con más fuerza que nunca", ha dicho, después de instar a convertir las elecciones generales del 10 de noviembre en "una respuesta de rechazo, dignidad y firmeza". 
Puigdemont cargó además contra la actitud de Europa, a la que acusó de "callar" ante la "violencia" ejercida durante la jornada del 1 de octubre de 2017 "contra un pueblo que había salido a votar". "Una Europa que baila al son del Estado español, que impide que los representantes de más de dos millones de ciudadanos europeos estemos sentados en el Parlamento Europeo", dijo.
Carles Puigdemont insistió en que la sentencia ha confirmado la "negativa de España a articular un diálogo" y que, ante ello, "toca movilizarnos sin miedo".