Una imagen muy humana

V.M.
-

El imaginero José Dies se inspiró en el rostro de su esposa para tallar el rostro de Nuestra Señora Reina de la Esperanza Macarena, una Cofradía fundada en 1946 por los agentes comerciales y el gremio de los toreros

José Lozano Sánchez, junto a la imagen de La Macarena, que estos días se expone en el Museo Municipal. - Foto: Rubén Serrallé

La Cofradía Nuestra Señora Reina de la Esperanza Macarena, Santísimo Cristo de la Esperanza y Traición de Judas fue fundada por el Colegio de los Agentes Comerciales y el Gremio de los Toreros en 1946, tal y como desvela José Lozano Sánchez, vinculado a la misma durante más de cuatro décadas y que la preside desde hace ocho años.
«La talla de la Virgen -añade Lozano- fue encargada entonces al imaginero valenciano José Dies López, afincado en Albacete y tiene una especial connotación, ya que en el homenaje que le hicimos a este artista, fallecido en 1969, le pregunté a su hijo en quién se había inspirado para hacer una imagen tan bella y éste no pudo reprimir las lágrimas, mostrándome una fotografía que tenía en su cartera; yo sorprendido exclame: ¡Mi Macarena! y él me respondió:  No, mi madre. En efecto, fue su madre, una bordadora murciana, la que le sirvió de inspiración, de hecho la imagen, finalizada en 1949, tiene la cabeza un poco inclinada, ya que la captaría en el momento de estar bordando».
El paso titular pesa 2.150 kilos, mide 1,80 metros de altura y es portado por 40 costaleros, tanto hombres como mujeres, y se lleva a dos hombros. Es uno de los más populares y de los más aplaudidos por los fieles durante las procesiones por las calles de Albacete y la imagen puede ser vista estos días muy de cerca en el Museo Municipal, con motivo de la muestra dedicada a José Dias, El renacer de la gubia.
«Como curiosidad y debido a su propioi origen, cabe decir que lo cuelga en las bambalinas del palio son machos de trajes de luces, que fueron donados por los propios toreros», apuntaba el presidente.

En cuanto a la participación de la Cofradía en el ciclo pasional, comienza el Lunes Santo con la Procesión de los Niños, participa también el Martes y el Miércoles Santo, el Jueves Santo con la procesión del Dolor en la Madrugada, el Viernes Santo, el Sábado con la visita al Cotolengo y el Domingo de Resurrección, aunque sin imagen.
A pesar de ser una de las cofradías más recientes posee un elevado número de miembros, alrededor de 700, incluso llegó a tener 1.250 cofrades en la década de los 60, «hubo una vez que llegamos a desfilar hasta 950, pero desgraciadamente ahora el número se ve reducido a 300 o 350 cofrades». 
El traje distintivo de sus nazarenos es una túnica blanca, capuz verde y cíngulo verde, así como también los ribetes de la túnica, una indumentaria que es igual a la de los integrantes de la Banda de Cornetas y Tambores, aunque sin capa, además es la única en la que desfilan sus miembros con capuz. Los costaleros llevan camisa blanca y pantalón negro.
En cuanto a su patrimonio artístico, además de la imagen de la Macarena posee otros dos pasos, el Cristo de la Esperanza, de un escultor madrileño, realizada en 1969, imagen que sale el Jueves Santo por la noche, y La traición de Judás, de un artista anónimo de Olot, que data de 1962.
(Más información en la edición impresa).